Ciudad de México.- Luego de que el 22 de marzo fuera anunciado el cierre de los complejos cinematográficos en México para evitar la propagación del coronavirus (Covid-19), la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine) propuso una serie de medidas con la finalidad de afrontar los retos que representa la cuarentena, que será extendida, por lo menos, hasta el 19 de abril.

Por medio de un comunicado, Canacine expresó que, tras haberse detenido el total de las actividades relacionadas con el séptimo arte, fueron afectadas más de 25 mil personas relacionadas con la filmación y producción de películas, además de 50 mil empleados directos e indirectos de los exhibidores.

En un listado, Canacine propuso una serie de medidas a los distintos niveles de gobierno para que una vez que termine la cuarentena, el tiempo de recuperación se dé a corto plazo: “Prórrogas y facilidades para la presentación de declaraciones fiscales, deducción de prestaciones laborales, suspensión de impuestos sobre nómina, otorgamiento de créditos gratuitos o con tasas reducidas”.

Asimismo, la industria cinematográfica, que del 20 al 22 de marzo reportó su fin de semana con los ingresos más bajos en lo que va de 2020, ahondó en una serie de puntos para cuando el programa Sana distancia, sea levantado, además de hacer mención de estímulos que permitan la inversión extranjera.

El 16 de marzo, Canacine reportó el tercer fin de semana con ingresos más bajos de 2020, con 90.8 millones de pesos, considerando solo las cinco cintas con mayor número de asistentes en salas, para el 23 de marzo, y con el mismo parámetro, la taquilla mexicana reportó el fin de semana ínfimo del presente año, con los 12.5 millones de pesos que reflejó el top cinco.

Comentarios