Propone Zitle aumentar sanciones por discriminación

317
discriminación

La morenista planteó incrementar la pena de dos a cuatro años de prisión y multa de 200 a 300 veces el valor diario de la unidad de medida y actualización

Pachuca.- Con el objetivo de eliminar los vacíos legales en cuanto a la protección de los derechos humanos de hidalguenses, específicamente en el delito de discriminación, la diputada de Morena Noemí Zitle Rivas sometió a consideración del pleno del Congreso estatal una iniciativa que reforma el artículo 202 bis del código penal del estado.

La propuesta plantea incrementar la sanción para los responsables de esos actos de dos a cuatro años de prisión o de 250 a 350 días de trabajo en beneficio de la comunidad y multa de 200 a 300 veces el valor diario de la unidad de medida y actualización (UMA).

Dijo que la discriminación es una de las prácticas más comunes en nuestra sociedad que afecta a miles de personas en sus actividades diarias, por lo que es un tema que debe de concernir a toda la sociedad, puesto que es un derecho al que toda persona debe tener acceso.

Comentó que la desigualdad de género en el ámbito laboral es una realidad en México, pues continúa manifestándose con normalidad. Refirió que según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a pesar de que las mujeres representan el 52 por ciento de la población del país, siguen siendo excluidas de espacios donde deberían figurar.

En las empresas, añadió, no llegan ni a ocupar el 10 por ciento de los puestos directivos a pesar de tener mayor nivel educativo que los hombres. Sin mencionar que conseguir trabajo continúa siendo una tarea más complicada para las mujeres con respectos a los hombres.

Recordó que en 2011, el entonces presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) Ricardo Bucio Mújica exhortó al estado a fomentar un cambio social y cultural, pues a pesar de contar con una ley específica para eso, explicó que aún prevalecen prácticas discriminatorias y manifestaciones de intolerancia.

Para el año 2020, esos actos no acaban, después de que se anunciara la pandemia del coronavirus (Covid-19), los discursos de odio comenzaron, especialmente en redes sociales en contra de las personas llegadas del extranjero, a quién se les pide no permitirles la entrada en la entidad hidalguense e incluso se habla de posibles linchamientos ante la posibilidad de que estén contagiadas.

El 25 de marzo, un usuario de Facebook llamó a la población de Tula a unirse para quemar el domicilio de una familia comerciante luego de regresar de una estancia de una semana en Cuba, para después ser reprobado dicho comportamiento por el edil del lugar.

La discriminación, abundó, es un problema que perturba la correcta convivencia de los individuos e impide la garantía de la preservación de los derechos humanos.

Además, abundó que ese es un problema que perturba la correcta convivencia de los individuos e impide la garantía de la preservación de los derechos humanos

Comentarios