Proponen seguro de desempleo para “blindar” a familias migrantes

416
familias migrantes

Debido a la caída que sufrirán las remesas envidadas desde el extranjero

Pachuca.- Debido a la caída que sufrirán las remesas que envían los migrantes hidalguenses desde Estados Unidos (EU) a causa de la pandemia global ocasionada por el coronavirus (Covid-19) y las deportaciones, el Consejo Supremo Hñähñu propuso que el gobierno federal cree un seguro de desempleo que “blinde” a las familias.

De acuerdo con Anayeli Mejía Reséndiz, presidenta de ese organismo, el desplome en el envío de dólares será estrepitoso en el segundo semestre del año, debido a que alcanzará los dos dígitos, hecho que afectará a los más pobres que viven en zonas marginadas, y que representan más del 50 por ciento de la población en Hidalgo.

Los recursos para fondear el seguro, abundó, pueden generarse de los ahorros que la federación asegura haber obtenido el año pasado del combate a la corrupción, cifra que asciende a los 230 mil millones de pesos, equivalente apenas al 30 por ciento de las remesas.

Esa cantidad, agregó, sería de gran ayuda para que las familias de los migrantes tengan liquidez y evitar un “descalabro” en la economía de los más desprotegidos que dependen de esos ingresos.

“Si comparamos los recursos de los programas sociales que el gobierno federal pretende repartir en 2020, con las remesas de 2019 los primeros ascienden a 447 mil millones de pesos, mientras que las remesas fueron de más de 887 mil millones de pesos mexicanos”, puntualizó.

De acuerdo con Mejía Reséndiz la aportación de los trabajadores en el extranjero duplica el monto de los esquemas sociales del gobierno.

“Podemos asegurar que los migrantes son parte fundamental de la economía de México, por ello debemos de cuidarlos y defenderlos de la xenofobia de la que son víctimas por parte de Donald Trump, quien ha asegurado a través de sus redes sociales que firmará una orden ejecutiva para suspender temporalmente la inmigración a Estados Unidos”, añadió.

La lideresa destacó además que si bien la crisis global a causa de la pandemia del Covid-19 no durará más de cuatro meses, la recuperación de las remesas tardaría hasta una década, tal como sucedió durante la crisis financiera y mobiliaria de 2008.

Anayeli Mejía, presidenta el Consejo Supremo Hñähñu, abundó que los recursos para el esquema pueden generarse de lo ahorrado por el combate a la corrupción

Comentarios