Protestan en Rusia contra plan de pensiones

255
Rusia,pensiones

Moscú.- En decenas de ciudades de Rusia hubo protestas contra la reforma de las pensiones que impulsa el Kremlin, mismas que fueron reprimidas por la Policía y la Guardia Nacional, ayer cuando estaban convocadas elecciones regionales, la más importante, la de alcalde de Moscú.

La mayoría de moscovitas prefirió disfrutar el inusual clima veraniego, de 25 grados y mucho Sol, recorriendo en atiborrados barcos el río Moskova, paseando por los parques o como parte de un éxodo masivo hacia sus dachas o casas de descanso en las afueras.

Por cuanto no está permitido expresar en la vía pública el desacuerdo con cualquier medida de las autoridades por draconiana que esta sea, los pocos jóvenes, finalmente los más afectados por el aumento de la edad de jubilación, que se atrevieran a salir a la calle sufrirían violentas detenciones, con golpiza incluida, y además tendrían que pagar una multa. En Moscú, eso sucedió ayer con cerca de 300 inconformes.

Cuando el Kremlin, en pleno Mundial de Futbol, anunció su intención de aumentar la edad de jubilación para los hombres de 60 a 65 años y para las mujeres de 55 a 63 años, nada sucedió. Pero al momento de empezar a instrumentar la reforma en el Parlamento, concluida la magna cita futbolera, comenzaron las protestas por parte de la oposición, sindicatos, organizaciones no gubernamentales y ciudadanos.

El rechazo afectó la imagen del presidente Vladimir Putin, que al perder 15 puntos de popularidad tuvo que intervenir en un mensaje a la nación para intentar suavizar el impacto de la reforma, que en realidad no cambió mucho y la edad propuesta quedó en 60 años para las mujeres y 65 para los hombres.

De lo anterior, indigna a los rusos que Putin haya prometido en reiteradas ocasiones que jamás aceptaría subir la edad de jubilación mientras fuera presidente, consciente de que en Rusia no procede: por alcoholismo, traumatismo laboral, criminalidad y otras causas 43 por ciento de los hombres muere antes de cumplir 65 años y, para el resto, no es justo trabajar toda la vida para no tener una jubilación digna, equivalente ahora a 4 mil pesos mensuales en promedio.

Además, el Kremlin desestimó la iniciativa de incrementar los impuestos de los magnates, en especial de los dueños de las corporaciones que exportan materias primas, quienes seguirán multiplicando sus fortunas con las “súper ganancias” que obtienen, dando a entender que la única posibilidad de evitar una crisis económica mayor es que los sectores más desprotegidos de la población se aprieten los cinturones.

Comentarios