Manifestantes aseveraron que las facturas aumentaron hasta 300 por ciento

Huejutla.- Vecinos de San Felipe Orizatlán acudieron a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con sede en Huejutla para quejarse por el incremento en el costo de la facturación que hace la paraestatal de hasta 300 por ciento.

Decenas de personas arribaron a las oficinas de la CFE a bordo de camionetas del transporte rural mixto para plantear que durante el bimestre mayo-julio incrementaron de manera exagerada las tarifas, sin justificación alguna.

Pidieron al personal de la paraestatal que dé una explicación del por qué se elevaron las tarifas de energía eléctrica cuando el consumo prácticamente es el mismo, lo que consideran una arbitrariedad de parte de la empresa que provee los servicios.

Comentaron que algunos usuarios pagaban entre 20 y 250 pesos y que durante este último semestre se elevó a más de mil pesos, lo que ocasionó inconformidad entre varias familias, porque consideran que afecta su economía familiar.

La principal molestia es que algunos usuarios no tienen para solventar el total del pago debido a que se ajustan a sus gastos y consideran que al no pagar suspenderán el servicio de energía eléctrica.

El personal de la CFE, que aseveró que no puede dar entrevistas, expresó a las personas molestas que el incremento es porque cuando se rebasa cierta cantidad de consumo, ya no tiene el subsidio y que por ello incrementan los costos.

La inconformidad no es solo en San Felipe Orizatlán, también socios de la Unión de Comerciantes Locatarios y Ambulantes (UCLA) han realizado desde el año pasado movilizaciones, por lo que consideran incrementos arbitrarios de las tarifas.

Apenas ayer, el gobierno de Huejutla difundió que el alcalde Raúl Badillo Ramírez solicitó a la CFE una tarifa por consumo eléctrico con mayor subsidio (menos costosa) para el municipio, con el argumento que casi todo el año se tienen en la Huasteca altas temperaturas y el consumo de energía es mayor.

Comentarios