Protestan para exigir libertad de joven acusada de robo a hotel

801

Pachuca

Esta mañana, familiares y amigos de Merani Hernández Martínez se reunieron a las afueras de los Juzgados Penales de Control, Juicio Oral y Ejecución de Pachuca para exigir justicia en el caso de la joven, quien fue detenida el pasado 9 de mayo acusada de presunto robo al hotel Fiesta Mexicana.

En el sitio, donde en estos momentos se desarrolla la continuación de la audiencia inicial del proceso, los inconformes afirman que tras ser víctima de una extorsión telefónica la joven de 28 años, quien laboraba en el sitio desde hace tres semanas para pagar su título universitario, se vio obligada a retirar 90 mil pesos de la caja fuerte.

Sin embargo, aseguran que pese a las indicaciones que le dio la persona que se comunicó con ella vía telefónica, quien se identificó como trabajador del SAT y le explicó cómo forzar la caja fuerte, Merani no llevó a cabo el depósito del efectivo ya que desconfió de la llamada al recibir la instrucción ingresar el dinero en una cuenta de OXXO.

Además, afirmaron que cerca de las 3 horas cuando ocurrieron los hechos, la joven intentó comunicarse en más de una ocasión con su jefa inmediata para informarle lo ocurrido, pero ésta no atendió los mensajes ni llamadas, por lo que fue hasta después de las 9 horas cuando, tras arribar al hotel y conocer de los hechos, decidió dar parte a las autoridades y señalar a Merani como presunta responsable.

Incluso, destacaron que en un video que circula en redes sociales, perteneciente a la cámara de seguridad del hotel, se puede apreciar a la joven intentando abrir la caja instruida por otra persona, pero entre las 3 y 6 horas existe un lapso en el que no se observa lo que ocurre.

A su vez, resaltaron que pese a obtener el dinero cerca de las 3 horas, Merani permaneció en el lugar hasta pasadas las 9 cuando arribó su jefa inmediata, lo que demuestra que no intentó escapar con el dinero, pues de ser así lo hubiese hecho horas antes.

Pese a ello, durante la audiencia la jueza a cargo del caso decidió no admitir como medio de prueba el video donde constan dichos señalamientos, al argumentar que no fue justificado debidamente por la defensora de la imputada el motivo para presentar dicho recurso.

Más información en la edición impresa de mañana

Comentarios