Pachuca.-

Miembros de los sindicatos de Telefonistas (STRM), de Electricistas (SME) y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) marcharon ayer en la capital hidalguense para exigir dar marcha atrás a las reformas del Ejecutivo y tener mejores condiciones laborales.
Los sindicalistas partieron de la glorieta del seguro social, transitaron Avenida Madero y llegaron al Monumento al Maestro donde realizaron un mitin.

Ahí, expusieron que los derechos de los trabajadores continúan bajo ataque, entre otros, por la amenaza de que se apruebe una contrareforma en materia de justicia laboral, por lo que exigieron una consulta plural para construir la ley reglamentaria en la reforma de 2017.
Miembros del SME recordaron que la reforma de 2012 a la ley federal del trabajo afectó a telefonistas, electricistas, docentes y trabajadores del campo y la ciudad.
Por ello, no deben bajar la guardia, como en el caso de la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía (ANUE) quienes exigen a la cámara de diputados y senadores una tarifa justa y digna.

Los cerca de 400 manifestantes también trataron temas como la reapertura de la escuela normal el Mexe y la situación que enfrenta Telmex ante la orden de separarlo en dos empresas.
en vigor en Tulancingo, Actopan, Ixmiquilpan, Huichapan y Huejutla.

Comentarios