Pachuca.- Ayer, padres de familia de la primaria Francisco I Madero, ubicada en la calle Venustiano Carranza, en el centro de Pachuca, se manifestaron a las afueras del plantel para pedir la destitución del director.

Al respecto, puntualizaron que su inconformidad deriva de la destitución de dos profesores, uno de segundo y otro de tercer grado, quienes desde hace varios años laboraban en la institución educativa pero, tras la llegada del nuevo director, fueron dados de baja sin motivo aparente.

Por lo anterior, exigían que el directivo, quien tiene apenas 15 días en el encargo, fuera destituido y los docentes restablecidos a sus funciones, toda vez que aseguraron que nunca tuvieron problemas con ellos y, por el contrario, “son excelentes profesores”.

Explicaron que los hechos ocurrieron la semana pasada durante los días que estuvieron suspendidas las funciones por las heladas registradas en la entidad, pues al regresar a clases el viernes, se encontraron con la noticia de que ambos docentes habían sido dados de baja.

No obstante, al buscar una explicación por parte del director, aseguraron que fueron ignorados por él, e incluso los corrió del plantel, y aseveraron: “es una persona prepotente y grosera, por eso queremos que se vaya de la escuela”.

Además, reprocharon que tras lo anterior sus hijos quedaron sin clases, ya que aún no cuentan con un nuevo catedrático, situación que les preocupa, pues son más de 50 estudiantes perjudicados y a la espera de un nuevo docente o que los anteriores sean restablecidos.

Por lo anterior, exigieron que las autoridades de la Secretaría de Educación Pública del estado (SEPH) tomen cartas en el asunto, ya que un oficio firmado por el directivo bastaría para reincorporar a los cesados; sin embargo, este se niega a firmarlo.

  • Explicaron que los hechos ocurrieron la semana pasada durante los días que estuvieron suspendidas las labores por las heladas registradas en la entidad, pues al regresar a clases el viernes conocieron la noticia

Comentarios