Las banderas nacionales y el rumor de las consignas en cada paso de los habitantes del Valle del Mezquital, con estruendos de cohetones, anunciaron en Pachuca la inconformidad contra el gasolinazo y provocó la retención por una hora de cuatro diputados priistas.
Eran cerca de mil manifestantes, las miradas recelosas de quienes piden “únete pueblo y seremos más”, y la recomendación de no caer en provocaciones de personas infiltradas.
Difícil seguirles el paso sobre la carretera México-Pachuca por el Sol de mediodía, luego que iniciaron su marcha en la glorieta de las 24 Horas. Tienen en común el modo de mirar, los ojos quietos, una fijeza en la mirada. Sombreros y gorras, mantas y cartulinas.
Llegaron a bordo de camiones desde Chilcuautla, Tepeji, Mixquiahuala, San Salvador, Santiago de Anaya, Actopan, Epazoyucan, Alfajayucan, Cardonal, San Agustín Tlaxiaca y Tulancingo.
Los granaderos, armados con escudos y cascos, esperaban en el Congreso el arribo de la manifestación, pero cuando personal de seguridad abrió la puerta principal los cuerpos aprovecharon para empujar y entrar al estacionamiento del Poder Legislativo.
Entonces los policías formaron una hilera para impedir el paso al recinto legislativo y una camioneta blanca entró en el estacionamiento para que los cuatro diputados priistas subieran y trataran de dialogar con los inconformes.

gazolizaRetenidos diputados
priistas por una hora

Cuando intentaron bajar de la parte trasera del vehículo, los legisladores Alberto Marroquín Morato, Ernesto Vázquez Baca, Horacio Trejo Badillo y Erika Saab Lara estaban nerviosos porque los manifestantes lo impidieron.
Los habitantes del Valle del Mezquital amagaron con retener a los legisladores hasta que llegaran los 26 diputados restantes que continúan en receso tras el periodo vacacional de diciembre.
“Ya no se bajen, ahí van estar”, les dijeron mientras Marroquín Morato asentía y con las manos trataba de calmarlos. Erika Saab se agachaba y decía algo a las personas que la observaban. Vázquez Baca miraba. Trejo Badillo permanecía rezagado.
Alrededor todo era voces, consignas amplificadas por algunas bocinas, gente que gritaba u observaba hacia la camioneta.
Después los manifestantes aceptaron dialogar con los diputados en una sala del Poder Legislativo, pero la audiencia estuvo a punto de romperse porque los diputados priistas no se pronunciaron contra la reforma energética.
Los representantes de los municipios hablaron, pidieron la renuncia de Peña Nieto y de Omar Fayad, además de derogar las reformas estructurales.
Y al final los habitantes del Valle del Mezquital dejaron el Congreso de Hidalgo, con la buena intención de los diputados y con una minuta donde se comprometieron a analizar sus peticiones. Nada más.

gazolinazo

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorIncumple PAN transparencia
Artículo siguienteChoque deja dos lesionados en la Pachuca-Sahagún
Víctor Valera
Egresado de la UAEH, reportero en Hidalgo desde 2007. Cuando inició a reportear en diarios locales, cubrió organizaciones campesinas y protestas sociales. Actualmente cubre la fuente política y Congreso local. [email protected]