Pachuca.- Habitantes de Zimapán y Epazoyucan protestan en la delegación en Hidalgo de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), acusan la indiferencia de la dependencia federal, que no ha clausurado trabajos mineros que dañan el ecosistema y la salud de pobladores.

En las instalaciones de la dependencia en Pachuca, señalaron que el rancho San Miguel, en Zimapán, dice no a la construcción de nuevas presas de jales que atentan el medio ambiente.

Exigen clausura del nuevo patio de plomo y presa de residuos minerales de la minera el Espíritu, que está cerca de sus casas.

Desde el 2009 han solicitado la intervención de la dependencia federal, sin alguna respuesta. “Porqué opera sin permiso la presa número 2 de la mina el Espíritu, ya que hay mantos acuíferos y pozos de agua”.

Federico Vera Copca, titular de la delegación, no llegó a la reunión y sólo mandó a Armando Varela Palacios, subdelegado de gestión, quien pidió esperar dictamen de la Profepa.

Esta postura provocó que los pobladores calificaran como nefasta a Semarnat. “Nos están matando, enterrando una comunidad”, acusaron.

En la reunión, pobladores de Epazoyucan, quienes se oponen al traslado de jales al municipio, acusaron la indiferencia de Vera Copca, quien nunca los ha atendido personalmente.

“Ya es hora que alguien nos haga caso, porque está en riesgo la vida de los habitantes”.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorGrandes sorpresas prepara OSUAEH
Artículo siguienteAnalizará gobierno proyectos mineros de Zimapán y Epazoyucan
Víctor Valera
Egresado de la UAEH, reportero en Hidalgo desde 2007. Cuando inició a reportear en diarios locales, cubrió organizaciones campesinas y protestas sociales. Actualmente cubre la fuente política y Congreso local. [email protected]