Protestas y disturbios asfixian Hamburgo

78
hamburgo

Hamburgo.- Las manifestaciones contra la cumbre del G20 derivaron ayer en disturbios violentos protagonizados por grupos de la izquierda radical y antisistema, en un Hamburgo asfixiado por el cúmulo de protestas convocadas ante la cita de los líderes de los países más poderosos del mundo, que se abre formalmente mañana.

La presencia de un millar de encapuchados en el grueso de la marcha bautizada como Welcome to Hell (Bienvenido al Infierno) decidió a los efectivos antidisturbios a detener la manifestación y hacer uso de cañones de agua a presión para dispersarlos.

Los primeros incidentes ocurrieron poco después de arrancar la marcha, en la que participaban unos 12 mil manifestantes que llevaban concentrados en una popular plaza del barrio de St Pauli desde primera hora de la tarde, a la espera de iniciar su recorrido e intentar llegar a 300 metros del centro de congresos donde se celebrará la cumbre.

Se produjeron los primeros lanzamientos de objetos contra los antidisturbios, que actuaron para deslindar a los grupos violentos del resto de manifestantes, en su mayoría pacíficos.

La Policía informó de la quema de un automóvil y de la agresión sufrida por su portavoz Timo Zill, cuando realizaba unas declaraciones a un medio, pero poco después comenzaron los incidentes más graves, con ataques a los agentes, barricadas y la rotura de escaparates y mobiliario urbano.

“Tienen secuestrados los derechos ciudadanos por un grupo que no representa a nadie, más que al capital”, comentaba a Efe, poco antes de empezar la marcha Andreas Blechschmidt, miembro del colectivo Rote Flora, una casa ocupada desde hace una década, en el corazón de Hamburgo, epicentro de la protesta de los antisistema.

Hasta 8 mil manifestantes dispuestos a la violencia estimaban los servicios de seguridad alemanes que podían desplazarse a Hamburgo con motivo de la cumbre de los poderosos y emergentes, con Angela Merkel como anfitriona y el estadunidense Donald Trump y el ruso Vladimir Putin entre sus asistentes.

Más de 19 mil agentes forman el dispositivo policial desplegado en esa ciudad hanseática alemana con el objetivo de proteger la cumbre, sea de ataques terrorista o de alborotadores.

La crítica al G20 “es bienvenida” y el derecho a la libertad de expresión está garantizado, había advertido reiteradamente el ministro del Interior Thomas de Maizière, respecto a la veintena de actos de protesta de diversa índole convocados contra la cumbre.

“Es absurdo que la única manifestación a la que se ha autorizado a llegar hasta las puertas del recinto ferial sea Welcome to Hell y que en cambio se haya prohibido nuestra acampada”, protestaba Werner Rätz, del movimiento ATTAC, un veterano en acciones de protesta contra las citas de los poderosos.

Rätz recurrió a todas las instancias para que se autorizase la llamada “acampada anticapitalista” que debía alojar a las decenas de miles de manifestantes que espera su organización para mañana, pero las autoridades lo vetaron ante el riesgo de que se infiltraran elementos violentos.

Muchos otros grupos convocaron a manifestaciones pacíficas y presionan a los líderes del G20 a que actúen para combatir el cambio climático y las disparidades económicas en el mundo. Algunos de ellos incluso piden la disolución del Grupo de los 20 con el fin de que las Naciones Unidas se conviertan en la plataforma para atender dichos temas.

En total, se prevé la presencia de más de 100 mil manifestantes en Hamburgo durante la cumbre, y se considera que unos 8 mil de ellos son miembros de grupos violentos de la izquierda europea, indicó la Policía.

Merkel también espera mantener la situación bajo control al interior del centro del congreso de la ciudad en donde se realizará la cumbre. Con invitados como el presidente estadunidense Donald Trump, el mandatario ruso Vladimir Putin y el líder turco Recep Tayyip Erdogan se prevé que sea difícil concretar acuerdos.

Merkel indicó que la agenda incluye la regulación de los mercados financieros, el combate al terrorismo y las pandemias, y la lucha contra el cambio climático, entre otros temas. Afirmó que el “comercio libre, reglamentado y justo” será uno de los asuntos prioritarios.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios