Tulancingo.- En lo que va de 2019, los intentos de linchamiento han disminuido en comparación al año pasado, celebró el secretario de Seguridad Pública en Hidalgo, Mauricio Delmar Saavedra.

Uno de los factores para ello es la aplicación del protocolo de actuación ante casos de violencia colectiva, el cual fue propuesto por la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH), adhiriéndose a ese documento la mayoría de los municipios de la entidad.

Actualmente, son registradas más bien detenciones de presuntos delincuentes por parte de la población y, tras un diálogo son entregados a las autoridades para la denuncia y el respectivo seguimiento legal.

Delmar insistió que ha sido importante la participación de las autoridades municipales cuando han tenido que implementar el protocolo, pues es esa instancia el primer contacto con los pobladores al conocer el presunto hecho constitutivo de delito.

Posteriormente, intervienen los elementos policiacos estatales para congelar posibles brotes de violencia colectiva, así como para la entrega del o los presuntos delincuentes.

Entrevistado por separado sobre el mismo tema, Uriel Moreno Castro, comisario de la Agencia Estatal de Seguridad, coincidió con el titular de la SSPH sobre la participación de los gobiernos municipales para concretar la primera etapa de desactivación de violencia colectiva, que consiste en el convencimiento de no ejercer intento de ajusticiamiento y entregar al presunto delincuente.

Agregó que es necesario que entre la población sea fomentada la cultura de la legalidad, donde se den a conocer detalles sobre aspectos legales y con ello exista respeto a las autoridades.

Comentarios