En tan solo los últimos dos años han fallecido 12 personas por linchamiento, mientras que hubo al menos 28 intentos de ajusticiamiento tumultuario. Esas cifras son escandalosas, pues en Hidalgo esos actos eran esporádicos. Según una investigación de Raúl Rodríguez Guillén y Norma Veloz Ávila, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) unidad Azcapotzalco, de 1988 al 30 de junio de 2016 en el estado ocurrieron 12 intentos de linchamiento y linchamientos consumados. Es decir, en solo dos años se registró más del doble de casos contabilizados durante un periodo de 27 años. ¿Qué fue lo que detonó que se dispararan esos actos de barbarie? El incremento delictivo de los últimos años, y sobre todo, la percepción de que no funciona nuestro sistema de justicia son un par de factores que podrían explicar esa espiral. ¿Qué han hecho las autoridades para detener esos actos que nos regresan a la edad media? Casi nada. Solamente han anunciado que ya tienen listo un protocolo para actuar en un caso de intento de linchamiento, pero hasta la fecha no ha sido publicado, y si existe, ese no ha dado resultados. El último caso apenas sucedió el 10 de marzo en Acaxochitlán, cuando dos hombres fueron quemados vivos en la localidad de Tlazintla. Las dos personas hoy fallecidas fueron acusadas de intentar secuestrar a un infante, mientras que las autoridades argumentaron que no pudieron llegar al lugar de los hechos por su lejanía y difícil acceso. En entrevista, el titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) Alejandro Habib Nicolás anunció que está a punto de ser publicado el protocolo antilinchamientos en el Periódico Oficial del Estado, lo que pondrá en marcha acciones que intentarán poner un freno a esa forma de hacer justicia. La pregunta es: ¿por qué esperar más si ya está listo? ¿Es necesario que ocurra otro caso? De filón. Una cifra que nos ayuda a entender la pertinencia de la iniciativa que pretende legalizar la interrupción del embarazo, siempre y cuando se practique antes de las 12 semanas de gestación, es que de enero de 2015 a febrero de 2019 las autoridades abrieron 62 carpetas de investigación por el delito de aborto en Hidalgo. Simplemente esas carpetas no deberían de existir.

Comentarios