ALEJANDRA BENÍTEZ / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México.- Una gran dosis de drama asistió a la final de la Liga Femenil, ya que el América perdió una ventaja de dos goles contra Tigres debido a un autogol y una abanicada.

Las Águilas y las felinas empataron 2-2, un resultado balsámico para el equipo regio, que mantuvo el invicto.

Un partido con entrada gratuita al que asistieron 32 mil 400 personas, pero que también tuvo personajes VIP en la figura de Miguel Herrera, Cecilio Domínguez, Emanuel Aguilera, Edson Álvarez y otros integrantes del cuadro varonil.

Ellos atestiguaron el golazo de Diana González al minuto 43, un disparo de tres cuartos de cancha en el que incrustó la pelota al ángulo superior izquierdo.

La tarde era de puros festejos, más cuando un trazo largo de Ana Lozada derivó en el gol de Betzy Cuevas al 71, quien eludió a la portera y puso a festejar al Piojo y compañía, a La Monumental y a todos los azulcremas que acudieron al Azteca.

Entonces llegó la desgracia. Una mala salida de la portera Cecilia Santiago en un tiro de esquina fue fatídica porque le hizo pantalla a Julieta Peralta, quien mandó la pelota a la red; un gol más responsabilidad de la guardameta que de la defensa, al 73.

El problema se produjo al 85, cuando Jana Gutiérrez, la más joven del plantel con apenas 14 años, abanicó la pelota, la dejó muerta para una letal Lizbeth Ovalle, quien emparejó los cartones.

Un minuto antes, los americanistas del equipo varonil ya se habían retirado
del Azteca.

La confianza del América se fracturó. Tigres estuvo cerca de llevarse todo el botín con un disparo de Belén Cruz. Al silbatazo final, el técnico Ramón Villa Zevallos apretó los puños de forma eufórica, emocionado, a eso le supo el 2-2.

La otra cara la mostró Jana Gutiérrez con el llanto, abrazada por su gemela Jaidy, después de que el América estuvo cerca de arrebatarle el invicto a Tigres, pero ahora tendrá que meterse al estadio Universitario con un enemigo más, el aspecto emocional luego de lo ocurrido ayer en el Azteca.

  • Las Águilas ganaban 2-0 cuando las felinas emparejaron los cartones en la final de ida. Las azulcremas tendrán que meterse al estadio Universitario con un enemigo más, el aspecto emocional luego de lo ocurrido ayer en el Azteca

Comentarios