Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Disney lo vuelve a hacer: no conformes con comprar Marvel, Star Wars y formar alianzas a diestra y siniestra, la perversa corporación del ratón Miguelito ha confirmado la compra de la cadena de medios y entretenimiento Fox. Ante semejante monopolio, aquí algunos otros chanchullos que la compañía fundada por Walt Disney podría hacer más pronto de lo que pensamos:
McDonalds. La cadena de comida rápida más grande del mundo podría ser el próximo objetivo de Mickey, Goofy y Donald, debido a su agresiva expansión, papas con sabor a dinamita y Big Macs que cualquier mortal disfruta. Sí, una hamburguesa de ese expendio tiene como 3 millones de calorías, pero cualquier daño a la salud es justificable cuando tienes a Ronald McDonald promocionando a las princesas en su Cajita Feliz. ¡Nos encanta!
Coca-Cola. Probablemente el tiro más duro para Disney, pero no será sorpresa escuchar en los próximos años de una alianza comercial, ténganlo por seguro. Y es que si hay algún objeto que penetre en los mercados de una manera más impresionante que los filmes del castillo de la Bella Durmiente, es el agua negra del imperialismo yanqui. Pero no nos hagamos, la mayoría la ha probado, disfrutado y encontrado hasta en el más recóndito de los rincones. Ahora imagínense semejante compra, eso sí destapa la felicidad…
Apple. Es bien sabido que Mickey Mouse y la manzanita han mantenido un romance bien apasionado: Disney tiene acciones en Apple y esta en Pixar, la cual pertenece a la primera. Así, el compromiso en este triángulo amoroso haría temblar a compañías como Netflix y Amazon Prime Video, al tiempo que Microsoft se las vería un tanto negras en un mercado que se le cerraría un poco más. Ojo aquí: por 2020 veremos el primer iPhone Mickey.
Nintendo. Viejos conocidos que podrían tornarse en los amigos más íntimos. La gran N es una compañía que siempre innova; por desgracia, esto no siempre los beneficia, por lo que un soporte económico como el de Disney no estaría de más. En el otro extremo, la gran D podría fluir de mejor manera en el mercado asiático, instancia que no conoce ni comprende completamente, pero de la cual puede sacar muchos réditos con personajes tan épicos como Mario.
Televisa. Coco le mostró a la casa del ratón que Latinoamérica (en especial México) son mercados que consumen su marca hasta en el cereal, así que no es improbable que muestre interés por la televisora de San Ángel. Suena más lógico de lo que parece: ambas ofrecen entretenimiento simplón, tienen una doble moral bien canija y sirven como instrumentos de dominación cultural, ay güey. En el acuerdo vendrían igual Izzi, Blim, Univisión y el Club América, el cual sería inmediatamente desmantelado porque podemos acusar a Disney de todo, menos de naco.
Warner Bros. ¡Qué mejor premio para tu monopolio que conquistar a tu más grande rival! Afrontémoslo, el hogar de Bugs Bunny, enemigo ideológico de Mickey Mouse, ha pasado las de Caín en los últimos años debido a muy malas decisiones y el levantamiento de proyectos muy poco cimentados (ahí les hablan, universo cinematográfico DC). Por el momento la compra luce lejana, pero denle una década a la gelatina que en algún momento va a cuajar.

@Lucasvselmundo
[email protected]

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Comentarios