La regulación entrará en vigor a partir de hoy y ya fue difundida a las representaciones diplomáticas estadunidenses en el mundo

Washington.- Las embarazadas que pretendan ingresar a Estados Unidos con visas de no inmigrante, con el fin de realizar un viaje de negocios o turístico, podrían ser rechazadas de acuerdo con una nueva norma publicada ayer en ese país.

La regla sobre todo está orientada a evitar que los recién nacidos hijos de las embarazadas adquieran la ciudadanía estadunidense, en lo que ha sido denominado “turismo de alumbramiento”, reportó la cadena CNN.

La regulación, publicada ayer en el registro federal que da a conocer los documentos gubernamentales, entrará en vigor a partir de hoy y ya fue difundida a las representaciones diplomáticas estadunidenses en el mundo.

Por ello, los funcionarios consulares encargados de las visas podrán preguntar de forma abierta a las solicitantes de las visas B1 o B2 si están embarazadas.

Significa proteger la seguridad nacional estadunidense y hacer cumplir las leyes del país, agregó el reporte.

Se añade que los solicitantes de visa que pretendan buscar tratamiento médico de cualquier tipo en Estados Unidos, deben demostrar que ya han hecho los arreglos correspondientes y tienen la capacidad para sufragar el costo.

De acuerdo a los Centros para Control y Prevención de Enfermedades (CDC), en los años recientes han sido registrados en el país unos 10 mil nacimientos por año de parte de extranjeras que residen en otros países.

  • Además, los solicitantes de visa que busquen tratamiento médico en EU deben demostrar que tienen la capacidad para sufragar el costo

Comentarios