Ciudad de México.- Pumas CU continúa con su domino al llevarse el clásico ante Águilas Blancas por marcador de 28-7, en juego en el que Félix Buendía planteó un esquema versátil para ganar en la jornada uno de la Liga Mayor de la ONEFA.

Tras los honores a la bandera, ambos equipos se presentaron a su afición y comenzó la batalla por la gallardía y pasión.

Los del Instituto Politécnico Nacional (IPN) con la misión del imperio guinda y Pumas CU por la supremacía en el emparrillado y, desde luego, sobre su rival en turno.

El primer cuarto cerrado y con apariciones momentáneas de llegar a la zona de anotación fue por parte de los universitarios. La fórmula de Félix Buendía se puso en duda para llegar con mejor claridad y fue hasta el segundo cuarto cuando hizo efecto.

Marco Durán y Eduardo Marino penetraron la zona baja con facilidad para estar en territorio guinda. Óscar Villagrán con acarreo de cuatro yardas abrió el marcador con senda jugada ofensiva. Germán Malanche también participó para el 6-0 más el extra para el 7-0.

Para la segunda parte del cotejo, Águilas Blancas trató de abrir la defensa y hacer aproximaciones para llegar a la igualada. Sin embargo, no pudo encontrar la llave para abrir el cerco azul y oro.

El 13-0 (14-0 extra) se presentó en el tercer cuarto. Durán envió pase de anotación y dio a los universitarios el triunfo momentáneo del clásico de la ONEFA en momento de lluvia.

Águilas no levantó su vuelo y con dificultades enfrentó el embate de los Pumas que trabajó a su antojo ambas zonas. El 21-0 llegó en el cuarto periodo ya con un dominio absoluto. Marco Durán conectó con Ricardo Sainz y Malanche, quien estiró el brazo para anotar en una buena jugada.

Los universitarios cerraron sus filas y con el tiempo a su favor dispusieron de llevar el ovoide vía terrestre ante la desesperada zona guinda. El coach Enrique Zárate no vio por dónde llegar a la franca anotación para no llevarse el cero.

La pizarra y el tiempo fue otro de los rivales de Águilas, que se desconectó de su ofensiva y permitió siete puntos para el 28-0. De nuevo, la dupla Daniel Dejuambelz-Malanche hizo efecto.

El cero lo rompió Águilas vía Mauricio García, pero el tiempo no alcanzó porque el reloj tenía solo cinco minutos para la conclusión. Al final, Pumas se llevó el triunfo.

Comentarios