Ciudad de México.- Un abrazo interminable entre Pedro Almodóvar y Penélope Cruz, mientras Antonio Banderas los observaba de cerca con el rostro bañado en lágrimas, lo dijo todo.

La postal de la triada española estuvo enmarcada por una estruendosa ovación que celebró el regreso del cineasta manchego a la competencia oficial por la Palma de Oro, un premio que se le ha resistido como pocos.

Pero Almodóvar tiene ahora una nueva oportunidad gracias a Dolor y gloria, un melodrama que retrata de manera paralela su infancia y una etapa muy específica como cineasta, donde después de la consagración, el personaje principal interpretado por Banderas se hunde en vicios, malestares físicos y depresión.

“Muchísimas, muchísimas gracias. Puse toda mi vida en esta película. No tengo palabras suficientes para agradecerle a mi equipo y a este festival por tenerlos aquí.

“Esta es una de las noches más hermosas de toda mi vida y se la debo a todos ustedes”, pronunció en inglés al concluir la proyección oficial en el teatro Lumière, a la que acudió el jurado presidido por el mexicano Alejandro González Iñárritu.

Almodóvar, quien lució un sobrio smoking negro sobre una playera de manga larga del mismo color y con cuello de tortuga, también mencionó a la catalana Nora Navas, el argentino Leonardo Sbaraglia y al vasco Asier Etxeandia, que le respondían con aplausos y reverencias.

Unos metros más adelante, Marisa Paredes y Rosy de Palma también celebraban con sus palmas la nueva película del director que les cambió la vida, y quien ha liderado el cine español desde hace décadas con películas como Átame, Volver o Hable con ella, que en 2003 le mereció el Oscar a mejor guion original a costa de Y tu mamá también.

Previo a la proyección oficial, el equipo de Dolor y gloria recorrió la alfombra roja al ritmo de la melodía “Come sinfonia” de Mina, mientras los cientos de fotógrafos inmortalizaban el momento con sus lentes.

Por último, tras concluir el protocolo de Cannes, Banderas recorrió nuevamente la alfombra roja en compañía de su novia Nicole Kimpel.

Dato

La proyección oficial fue realizada en el teatro Lumière, a la que acudió el jurado presidido por el mexicano Alejandro González Iñárritu

Comentarios