Los partidos políticos fueron sorprendidos por la reforma electoral que ellos mismos aprobaron. No solo ha sido el tema de la comprobación del uso de recursos para las campañas electorales, también resultaron sorprendidos con las nuevas disposiciones en materia de equidad de género. Recordemos el conflicto durante el pasado periodo de campañas, cuando los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN) estuvieron a punto de perder el registro de 48 candidatos (32 panistas y 16 perredistas) en virtud de que no cumplieron con los requisitos en materia de paridad de género. Estas omisiones, que pudieron salirle muy caras a la oposición, fueron provocadas por la falta de comprensión de la ley electoral, luego de la última reforma realizada el año pasado y que ellos mismos aprobaron. Hoy, cuando aún seguimos dentro del proceso electoral, las faltas y omisiones siguen saliendo a flote. Una de las más graves es la que nos ocupa en esta edición. Resulta que el PAN tiene multas por pagar equivalentes a 9 millones de pesos, de acuerdo con la unidad técnica de fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE). Las observaciones fueron por no comprobar a tiempo el ejercicio de recursos durante las campañas de gobernador, diputados y presidentes municipales. Pero las multas son tan altas, que de proseguir podrían dejar al PAN sin dinero para su operación. Una de las últimas multas fue la que el INE aplicó al PAN estatal por informar a destiempo sobre el concierto de la banda La Trakalosa de Monterrey durante el cierre de campaña del excandidato panista Ricardo Bravo a presidente municipal de Tulancingo. Ese detalle, que el presidente del PAN en Hidalgo Asael Hernández Cerón atribuye a un error de los candidatos, le va a costar un millón 600 mil pesos al comité estatal. El mismo dirigente, una vez que su partido está recibiendo multas a diestra y siniestra, opinó que es necesario revisar la ley, pues se dijo sorprendido con las nuevas reglas. Quizá para la próxima sería pertinente que los propios diputados panistas capaciten a quienes tendrán que someterse a las nuevas leyes que ellos mismos aprueben. Al menos, a los de su propio partido. De filón. Y ya que hablamos de panistas, sorprende que sean más de 90 iniciativas del grupo parlamentario blanquiazul las que se encuentran en la congeladora en el Congreso local. Falta de presupuesto y argumentos políticos están atrás de esta parálisis, según el diputado Juan Carlos Robles Acosta. Ya veremos si en la próxima legislatura, que será bastante más plural que la actual, cambia el panorama para los panistas.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios