Sócrates A Campos Lemus

Hay cosas que no llegamos a comprender, seguramente eso de la liquidación del modelo neoliberal donde los grandes empresarios y consorcios tienen el control económico y usan los fondos y recursos públicos para hacer sus negocios privados, se alían con funcionarios, políticos, empresarios, ladronzuelos financieros que le hacen a la especulación, acaparadores y monopolistas, pues aun existen, y ahora, Oxxo y los grandes inversionistas del grupo Televisa se alían para comprar Privalia que, fíjese usted, vende ropa, calzado, accesorios muebles, electrodomésticos y bueno, ya nos podremos esperar el fraude y robo de eso que se llaman “abonos chiquitos”, pero que hacen buenas ganancias para los ricachones y no para los empleados ni para los consumidores, así que ahora podremos entender que, por ejemplo, la caca-cola le hace al amoroso y a la recuperación de botellas para el reciclaje pero no habla, por supuesto, del daño que ocasiona con la gordura ni con la diabetes y otros daños causados a los consumidores en sus riñones y demás órganos que sufren con los químicos de sus productos, al igual que hacen los escándalos por la subida de precio de los cigarrillos, al ocultar sobre el enorme contrabando de cigarrillos chafas llegados de Asia y de China que se venden en todos los mercados de ambulantaje o sobre el enorme negocio de los productos clonados y de los medicamentos, ya no hablemos de los medicamentos chafas que invaden los mercados, también tendríamos que comentar los grandes negocios que hacen con los medicamentos de “laboratorio” con lo que ganan cantidades enormes a costillas no solamente de la salud, sino de los fondos particulares de los dolientes enfermos y de los fondos sociales que se trafican en las compras del gobierno federal, estatal y municipal, ya podríamos hablar de los fraudes del comercio de gasolinas porque sigue el huachicoleo y los fraudes en cantidades que nos roban en cada litro con total impunidad por parte de los distribuidores, además del robo del gas y del fraude que nos hacen con las cantidades, donde no pueden comprobarse porque cada gasero nos chinga bonito y como le da la gana.

Bueno, el caso es que se habla del cambio y de que terminamos con la política neoliberal que significa explotación, robo, fraude, especulación, monopolio y manejo inadecuado de recursos fiscales para hacer negocios privados, pero el asunto es que no solamente existe el neoliberalismo, sino que aumentan los mecanismos reales de su crecimiento con la fusión de inmensos capitales que, prontamente, serán los enormes monopolios que siguen jodiendo a la población y nos preguntamos: ¿Nos han engañado? Y al parecer ¿todo cambia para seguir igual?

Por ejemplo, de poco sirve el control de Petróleos Mexicanos y de los enormes recursos que se le inyectan para salvarlo del inmenso saqueo y robo que está totalmente impune, si no se cuentan con los mecanismos de comercialización y se deja a los grandes consorcios comerciar con las gasolinas, al imponer precios y manejos de la venta del huachicol que no se puede controlar, pues de poco sirven las declaraciones de que todo es para apoyar a los jodidos, si en el campo no invierten recursos y los dejan al garete, solamente porque seguimos comprando millones de millones de dólares en alimentos de importación sin que nadie tenga en realidad ni las cantidades ni las calidades ni los precios y la forma en que se distribuyen, en cambio, las grandes empresas comercializadoras de alimentos y de consumos para el hogar siguen con sus políticas de control y especulación sin que nadie les imponga un freno a sus precios ni a sus formas de comercializar muchos de los productos que, al final, solamente dañan la salud y la economía de los consumidores. Claro que los miles de millones de dólares usados para la compra de alimentos del extranjero no solamente son necesarios, sino que también, desde los tiempos de la Compañía Nacional de Subsistencias Populares, puede saberse que es muy sencillo comercializar esos productos porque van a las zonas jodidas y ahí nadie reclama ni precios ni calidad ni ve el enorme fraude o robos que hacen en todo el proceso de comercialización, porque así se llenaron los bolsillos políticos como Jorge Hank, quienes llegaron a ser multimillonarios y controladores con esos recursos de la vida política nacional, y ahora ,sus herederos son los nuevos mercantiles que tienen el control económico de las finanzas nacionales, ¿quién les entiende?

La realidad es que los mexicanos somos indiferentes y solamente nos quejamos y blableamos, pero no actuamos, dejamos que todo lo “resuelvan los políticos” y no entendemos que si queremos un país diferente, un estado diferente, una familia diferente y ser diferentes cada uno, no podemos continuar siendo: indiferentes, indolentes y conchudos porque al final eso lo pagamos muy caro y así, no podremos avanzar ni llevar al país, ni a nuestra familias, a mejores condiciones de vida y de bienestar.

Creo, insisto, en que Andrés Manuel López Obrados es un buen hombre, de buenos principios y de honestidad más que probada, pero no podremos decir lo mismo de muchos de sus cercanos amigos o colaboradores y no nos vengan en que con eso estamos debilitando al gobierno y dando paso a que la reacción joda el proyecto de la 4T, no, la verdad es que es la realidad y la debemos entender porque si queremos cambiar, hay que conocer lo que en verdad sucede y los ciudadanos participar, no dejar que esas cuestiones que nos afectan a todos sean, solamente, “resueltas” por el presidente y algunos de sus colaboradores, no, es responsabilidad de todos y hay que hacerlo, quedarnos callados por sumisión, huevonería o indiferencia es realmente una traición a los sueños del cambio y ahí está Venezuela, Bolivia, Colombia, El Salvador, Nicaragua, Honduras y tenemos cerca la lumbre, porque cuando llegue, seguramente, no tendremos suficiente agua ni bomberos para evitar la tragedia.

Comentarios