Lorena Addauto, Francisco Javier Rodríguez y Angélica Romero

Ese estado se define como la reacción de una persona ante las exigencias y presiones laborales, las cuales ponen a prueba su capacidad para afrontar la situación

Existen diferentes tipos de estrés, el laboral es uno de ellos y resulta de gran importancia ya que de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) México se encuentra en el primer lugar en estrés laboral con 75 por ciento.

Además, cerca de un 40 por ciento de los empleados mexicanos padecen las consecuencias de esa problemática, es decir, solo en México aproximadamente 18.4 millones de personas conviven con ese tipo de estrés.

Ese estado se define como la reacción de una persona ante las exigencias y presiones laborales, las cuales ponen a prueba su capacidad para afrontar la situación. Puede afectar a cualquiera, pero es necesario resaltar que existen determinadas profesiones que tienden a sufrir ese tipo de trastorno debido a ciertas peculiaridades que tiene su trabajo, por ejemplo el personal dedicado a la enseñanza, los profesionales de la salud y el área de la administración pública. Resulta importante hacer hincapié en que ese padecimiento no afecta igual a todos, puesto que depende de las estrategias de afrontamiento, las redes de apoyo y las características personales que posea cada uno.

Cuando ese estrés se vuelve crónico aparece el síndrome de Burnout, el cual recientemente fue declarado por la OMS como una enfermedad, debido a que ese es el cansancio emocional que lleva a una persona a perder la motivación, teniendo sentimientos de inadecuación y fracaso.

  • El estrés puede ser positivo si funciona como impulsor de energía y motiva para realizar tareas o actividades, pero ese estado se vuelve negativo cuando las demandas superan a la capacidad de enfrentarlas
  • Lo importante no es la situación, sino qué tan estresante la percibamos; México se encuentra en el primer lugar en estrés laboral
  • Ese padecimiento es la reacción de una persona ante las exigencias y presiones laborales, las cuales ponen a prueba su capacidad para afrontar la situación
  • Si el estrés laboral persiste, se convierte en Burnout. Los elementos de ese síndrome son: agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal

Síndrome de Burnout,¿cuáles son las consecuencias de padecerlo?

Como se sabe, esas alteraciones repercuten de forma significativa tanto psicológica y físicamente en la salud de las personas, algunas de ellas pueden ser fatiga crónica, alteraciones en casi todos los sistemas del organismo, síntomas como dolor de cabeza, problemas de sueño, úlceras u otros desórdenes gastrointestinales, así como alteración en las conductas alimentarias, dolores musculares, cambios bruscos de humor, incapacidad de concentración, aumento de conductas hiperactivas y agresivas, apatía, ansiedad, impaciencia y sentimientos depresivos, entre otros.

Por lo que resulta de gran importancia atender esa problemática, ya que no solo provoca daños a la salud de la persona que la padecen, sino que esas actitudes negativas aumentan los problemas de pareja, familiares y la red social extra laboral del sujeto.

Asimismo, las instituciones se ven afectadas por el Burnout de sus platillas, ya que disminuye la capacidad de trabajo, el compromiso, la eficacia, existe un mayor absentismo y desmotivación, se presentan rotaciones y abandonos del empleo y disminuye la calidad de los servicios que se presta a los clientes, así como que aumenta el número de quejas.

Agotamiento o cansancio emocional

Refiere a la disminución de recursos emocionales, es decir, aquellos necesarios para entender los sentimientos de otras personas durante la vida laboral

Despersonalización

Es decir, el desarrollo de actitudes y respuestas negativas, como insensibilidad hacia los beneficiarios del servicio, irritabilidad o frialdad emocional

Baja realización personal

Eso supone una baja autoestima y baja productividad, además de la incapacidad para soportar la presión y respuestas negativas al momento de evaluar el propio trabajo.

Comentarios