Inicio Saludable Sexualidad ¿Qué es el punto U?

¿Qué es el punto U?

359

AITOR B G
Barcelona

Seguramente sepas de la existencia del punto G de las mujeres, o del punto P de los hombres. Si no es así, ya estás pasándote por este artículo, porque tienes todo un mundo de placer esperándote ahí fuera, o mejor dicho, ahí dentro…
En este caso vamos a hablar sobre el punto U, cómo localizarlo y cómo estimularlo. Y como me gusta ponerlo fácil y organizado, vamos a ir punto por punto, nunca mejor dicho.

¿Qué es el punto U?

Se les llama puntos, pero en ningún caso lo son. Son más bien zonas, pequeñas áreas que con un buen nivel de excitación, al ser estimuladas, producen un placer diferente al que estamos acostumbrados. El punto U es una de esas zonas mágicas, y se encuentra en la vagina de la mujer. Lo siento chicos, aunque están de suerte, ¡una nueva zona que estimular!

¿Dónde está situado?

Se encuentra en la vagina, entre el clítoris y la entrada de esta. Exactamente estamos hablando de las glándulas de Skene o glándulas uretrales, de ahí la U. Seguramente ya exploraste esa zona, expuesta y fácil de estimular. Es una parte muy sensible y, con una buena estimulación, realmente placentera.

Sobre las glándulas uretrales

También llamadas glándulas de Skene, es una zona muy sensible, la cual, al ser estimulada, puede llegar a provocar la eyaculación femenina cuando la mujer alcanza el orgasmo. No significa que tengas que forzarte a eyacular, ya que son pocas mujeres las que lo hacen.
Desde el punto de vista anatómico, las glándulas de Skene podrían compararse con la próstata masculina, el punto P. Ambos generan líquidos similares. Algunos científicos optan por la definición de próstata masculina y próstata femenina.

¿Cómo estimular el punto U?

El punto U se encuentra en una zona de tejidos muy sensible, por lo que hay que tratarlo con mucho cuidado. Esto significa tener varias cosas en la cabeza antes de estimular la zona directamente.
Debemos esperar a que esté bien lubricado, ya sea por los propios fluidos frutos de la excitación, como por lubricante adicional. En caso de utilizar lubricante, aconsejo un lubricante con sabor, ya que la lengua será nuestra mejor amiga, y los lubricantes básicos no suelen dejar un buen sabor de boca…
Una vez que la zona está lo suficientemente lubricada y excitada, preparada para su estimulación, es hora de experimentar y de pasarla bien. Antes he comentado que la lengua será nuestra aliada, ya que su textura y movilidad es idónea para la zona. Pero de igual manera podemos usar nuestros dedos o cualquier otro juguete, lo importante es tener cuidado, uñas perfectamente cortadas. Es una zona muy sensible y cualquier herida o rasguño puede tenernos un par de semanas usando una crema cicatrizante que pica terrible, así que todo cuidado es poco.
Solo nos queda estimular la zona. Podemos empezar con pequeños movimientos circulares, muy suaves, recorriendo y abarcando bastante espacio, para descubrir qué zonas le producen más placer a tu pareja o a ti misma, prueba hacer presión suavemente. Todo es probar, tienes libertad de movimiento, pero siempre con cuidado, suavidad y lubricante.
Hazle saber a tu pareja cómo te gusta, si debe seguir por ahí, si tiene que hacer más presión, o si tiene que hacerlo más suave. Estás en uno de los momentos más íntimos y privados de una relación, entonces es una tontería callarte ese tipo de cosas que lo único que harán es mejorar tus relaciones sexuales.

¿Es posible llegar al orgasmo con su estimulación?

Es muy difícil llegar al orgasmo únicamente estimulando esa zona, al igual que es muy difícil alcanzar el climax estimulando únicamente le punto G. Se necesita de estimulación clitoriana para ello. En algunos casos mucha, y en otros solo un poco cuando sienten que están en la cumbre. Todo es experimentar y buscar lo que te haga temblar de placer. Así que no busques el orgasmo U, porque no lo encontrarás. Disfruta de su estimulación, pero pronto necesitarás esa estimulación en el clítoris.

Comentarios