La pregunta surge en el sentido humano y seguramente se nos ha presentado a todos, incluso en repetidas ocasiones durante nuestra vida. Antropológicamente el hombre es el único ser que tiene la capacidad de preguntar sobre su naturaleza y al respecto es innumerable la cantidad de preguntas y respuestas que se habrán planteado.
Desde el punto de vista biológico nos identificamos como parte del dominio animal, como vertebrados y bípedos como las características más sobresalientes, sin soslayar que somos solo una de las más de 4 mil 200 especies de mamíferos conocidas; esto nos ha llevado a explicar de alguna manera nuestras diferencias esenciales con el resto de los seres vivos. Tratando de dar respuesta, Platón dijo que el hombre es un bípedo implume, para Aristóteles un animal político, socialmente se ha descrito como homo oeconomicus, como homo ludens o lúdico, como el animal imaginativo, o incluso como homo amorosus. En cualquier caso, el hombre es el único ser capaz de hacer matemáticas y el único animal cultural.
Pese a poseer un dedo oponible y una visión frontal por la columna erguida y sus 23 pares de cromosomas, lo más humano del hombre es su cerebro. El hombre cuenta con unos 10 mil millones de neuronas y una capacidad craneana promedio de mil 360 centímetros cúbicos con un peso de unos mil 450 gramos, siendo el órgano que más ha aumentado su volumen proporcional en los últimos tiempos; a pesar de ello, el hombre de Neandertal poseía un cerebro de tamaño mayor y existen otros seres vivos con capacidad craneana superior, que no por ello los hace tener la esencia de nuestra especie, que es la capacidad mental a la que llamamos raciocinio.
El cerebro del hombre pudo haber seguido evolucionando a ritmo acelerado aumentando en volumen en consecuencia; sin embargo, el canal de parto se distiende hasta los 10 centímetros de diámetro como máximo en promedio y es por ello que el feto debe nacer antes de que haya completado su desarrollo encefálico, pues de otra manera no cabría o se atoraría en el trayecto, y es la cabeza grande en proporción lo que explica el parto doloroso en la gran mayoría de las mujeres.
Al nacimiento, el niño tiene un cerebro de alrededor del 25 por ciento del tamaño que alcanzará en la edad adulta, con unos 350 gramos, mientras que al cumplir tres años ya ha alcanzado unos mil 100 gramos; las suturas de la calota permanecen abiertas hasta los 25 años, aunque el desarrollo generalmente se completa durante los primeros cinco años de vida.
La diferencia entre el ser humano y otros seres vivos radica en la relación entre masa encefálica y peso corporal, o sea, en el índice de cefalización. Si tomamos de referencia el cerebro de un elefante que es el animal terrestre más grande, su cerebro llega a pesar 6 mil gramos, o el de una ballena, que alcanza hasta 9 mil gramos. Veremos que cada medio kilogramo de cerebro de elefante se encarga de coordinar hasta mil kilogramos de cuerpo (1:1000 de índice de cefalización), mientras que medio kilogramo de cerebro de ballena es responsable de alrededor de 10 mil kilogramos de su masa corporal (1:10,000). Si tomamos el caso del chimpancé que genéticamente es la especie más cercana al hombre con menos del uno por ciento de diferencia, el índice mencionado es de 1:150; si calculamos esa relación, en el hombre resulta ser de aproximadamente 1:50.
El índice de cefalización ha permitido que el hombre pueda establecer múltiples y variadas conexiones neuronales y con ello desarrollar habilidades intelectuales que son integradoras y exclusivas del funcionamiento del cerebro humano; el área directamente responsable de esas peculiaridades abarca los dos a cinco milímetros de grosor que conforman a la corteza cerebral. Es en la corteza donde se realizan funciones de integración, de razonamiento, de memorización, de voluntad, de juicio y todo ello en conjunto establece las particularidades del carácter y la personalidad del ser humano.
Lo más valioso de todo podría ser que a través del maravilloso cerebro humano podemos vincular las funciones integradoras con los sentimientos, dándonos la mejor herramienta que nos permite imaginar, crear y soñar.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios