Al acercarse al tiradero a cielo abierto el olor de los desechos comienza a hacerse presente y los camiones recolectores se observan pasar, donde, según un empleado, a diario arriban casi 40 toneladas de desperdicios

Pachuca.-

Desde la carretera que conduce de Pachuca a Tulancingo, pasando Pachuquilla, en Mineral de la Reforma, puede observarse el tiradero a cielo abierto de desechos sólidos en donde desde hace varios meses el ayuntamiento de ese municipio deposita la basura, misma que sigue sin tener un destino final luego que la alcaldía revocó el contrato que tenía con la empresa Valorsum.

No obstante que dicho espacio se encuentra al 98 por ciento de su capacidad, como recientemente comentó el alcalde Raúl Camacho Baños, el municipio permanece sin dar solución al problema de la basura, el cual, desde febrero era tema urgente por las multas que podría generar derivado de la contaminación que crea.
Al acercarse al lugar, el olor de los desechos comienza a hacerse presente y los camiones recolectores desfilan camino al relleno, donde, según un empleado, a diario arriban casi 40 toneladas de basura.

basura

Al llegar a lo que podría suponer la entrada principal, una reja verde de gran tamaño, desde donde se aprecia maquinaria para compactar basura y cubos de residuos comprimidos, una persona nos recibe pero refiere no ser parte del municipio, además, indica que ahí ya no entran los camiones de Mineral de la Reforma, sino a un lado, en un terreno de grandes dimensiones en donde se levantan varios cerros de basura.
Su versión la corrobora un cartel improvisado en cartulina colocado justo en la entrada, el cual informa que “los camiones de Mineral de la Reforma ya no podrán ingresar por falta de pago”.

¿A qué se debe esa notificación? ¿Esa empresa es quien trataba los residuos del municipio? ¿Existe alguien que pueda dar informes al respecto? Ninguna de nuestras dudas es contestada, los empleados dicen desconocer del tema y afirmar que no pueden comunicarnos con nadie que dé detalles.
Los camiones de basura siguen llegando pero, en efecto, no ingresan por dicha entrada que permanece cerrada; deben bajar a un despoblado donde se pierden detrás del tiradero. A lo lejos y bajo el Sol del mediodía se aprecia una persona aparentemente separando los residuos y una grúa que los mueve de un lugar a otro.
Una persona se acerca a nosotros y nos dice que ya no podemos permanecer dentro, tampoco tomar más fotos, no quiere dar explicaciones. Salimos por la misma entrada y nos alejamos del sitio como llegamos, sin conocer ¿qué está pasando con la basura del municipio?

Al llegar a lo que podría suponer la entrada principal, una persona indica que ahí ya no entran los camiones de Mineral de la Reforma

Comentarios