¿Qué pasa en el Congreso de Hidalgo?

815

Pachuca.- Durante la semana, el presidente de la recién instalada 64 Legislatura, Humberto Veras Godoy, de Morena, dictó dos recesos a la sesión constitutiva al estar en contra de la designación de María Luisa Pérez Perusquía como presidenta del Congreso, pues argumenta que esa posición le pertenece a su partido.

En la semana, el martes por la tarde se realizó la sesión de instalación en la que la 63 Legislatura dio posesión a sus compañeros entrantes, para enseguida dar paso a la primera sesión de la junta de gobierno, que es el órgano que conduce los trabajos del Congreso.

La junta de gobierno se conforma por un representante de cada partido de la legislatura y el presidente de esta será por ende el presidente del Congreso; sin embargo, al momento de elegir quien estaría al frente del órgano de gobierno por estos tres años comenzaron los desencuentros.

La propuesta contemplaba al PRI para presidir el primer año, al PAN el segundo y a Morena el tercero, sin embargo, al no haber conceso se tuvo que someter a votación y con los votos del PRI, PAN, PES, PRD y PT a favor, el voto en contra de Nueva Alianza y el que no se ejerció de Morena, quedó Pérez Perusquía al frente del Congreso, situación que molestó a los morenistas.

Enseguida, en la sesión constitutiva que se dio horas más tarde, por mayoría eligieron a Veras Godoy como presidente de la mesa directiva de septiembre, quien tomó protesta a los diputados de la 64 Legislatura y previo a dar a conocer el acuerdo de la junta de gobierno sobre la presidenta, el morenista dictó un receso indefinido.

Esto, de acuerdo con el propio Veras Godoy en entrevista, porque la elección de la presidencia la realizaron los demás partidos a partir de su propia interpretación de la ley; por lo que el receso dejó pendiente la lectura del acuerdo, la declaratoria de la presidenta por el primer año y la comunicación a los demás poderes, todo esto de la primera sesión.

En las primeras horas del miércoles, los morenistas anunciaron que pedirían al Senado de la República la desaparición de poderes en la entidad, pues no había condiciones para la instalación de la legislatura, sin embargo, el jueves luego de 47 horas Veras Godoy reinstaló la sesión constitutiva.

No obstante, el reinicio no fue para tratar los puntos pendientes, sino para que el también morenista Rafael Garnica propusiera un nuevo receso, que fue abalado por los 17 diputados de su bancada, pero abrió un debate de más de dos horas entre los diferentes legisladores.

Los morenistas aprovecharon para argumentar que el voto de Humberto Veras Godoy en la junta de gobierno debería ser ponderado, es decir, que valga por 17 y no por uno, mientras los representantes de los otros partidos pedían dejar atrás la discusión y finalizar la sesión constitutiva para dar paso a los trabajos como tal.

Pero cuando la diputada priista Mayka Ortega argumentaba su posición vinieron gritos desde el público apoyando a los dos bandos, por lo que Veras Godoy la interrumpió para dictar otro receso, esta vez hasta el martes 11 de septiembre.

Fecha en la que a las 18 horas buscarán que quede resuelto el conflicto por la presidencia y se concluya a una semana la primera sesión de la 64 Legislatura en la que tiene la mayoría por primera vez en la historia un partido de oposición.

Comentarios