Un día de estos, uno de mis hijos me preguntó cuál era mi superhéroe favorito, ¿Cuál querría ser? Todos quisimos en algún momento de la vida ser Batman, Superman, Hombre Araña, Mujer Maravilla, etcétera… En mi caso, definitivamente el primero en el que pensé fue Iron Man, después de todo, ¿quién no quisiera ser un genio multimillonario y galán? Si fuera Iron Man, volaría por los aires con mi armadura, tendría dinero suficiente como para no tener que trabajar nunca y muchas novias, la pasaría genial. Sin embargo, me gustaría hacer algo más, tal vez destruiría los aserraderos, arrestaría a los cazadores, haría campañas de reforestación, utilizaría mis influencias políticas y mi dinero para crear más áreas naturales protegidas y financiaría programas de preservación de especies en peligro de extinción, después de todo, me sobraría dinero. Las industrias Stark generarían energías renovables y serían líderes mundiales en la venta de insumos tecnológicos biodegradables y reciclaje. Todas las firmas del mundo seguirían el ejemplo y nuestro mundo mejoraría, estaría menos contaminado.

Pero si fuera un villano, sería mujer, sería Poison Ivy (Hiedra Venenosa, de Batman), utilizaría mi poder para regenerar rápidamente los bosques y selvas deforestados, ya no se verían cerros pelones, le daría vida a la plantas para que pudieran defenderse de los leñadores y a su vez protegieran a los animales de los cazadores. Las plantas recuperarían el terreno perdido y confinarían a los humanos a solo algunas ciudades en asentamientos regulares bien definidos. Poison Ivy fue siempre de mis villanas favoritas, que mal que no sea tan famosa como Harley Quinn, aunque también tiene su película.

Sería muy buena opción ser Phantom (El Fantasma, de los Defensores de la Tierra), para poder dirigir un ejército de animales en resistencia contra la destrucción de su hábitat. Recuerden que él puede hablar con los animales y protege la selva.

Ahora que lo escribo, pienso también en Storm (Tormenta, de X-Men), utilizaría mi capacidad para manipular el clima, haría que lloviera mucho para que se rellenaran los ríos y lagos.

Pero todos ellos tienen un punto débil, uno lo suficientemente grande para no ser mi mejor opción: son humanos y por ende, son mortales. ¿Qué pasaría si algún gobierno o grupo de humanos se inconformara por sus acciones? Por ejemplo, si los pescadores, ganaderos, dueños de aserraderos, fábricas y ejidos vieran afectados sus intereses económicos, los eliminarían. Luego entonces, ¿quién sería la mejor opción? ¡Ya lo tengo! El Capitán Planeta. Él no es un ser humano, silo aparece cuando se combinan cinco poderes, dichos poderes están contenidos en anillos mágicos que fueron entregados por Gaia, el espíritu de la Tierra a cinco jóvenes, los planetarios, uno de cada continente (lamentablemente, el creador de la serie no consideró a Oceanía, pero, ¿qué le vamos a hacer?): Kwame, de África, con el poder de la tierra; de Norteamérica: Wheeler, con el poder del fuego; de Rusia: Linka, con el poder del viento; de Asia: Gi, con el poder del agua y de América del Sur, Ma-Ti, con el poder del corazón. Con esos poderes reunidos, el Capitán Planeta acaba con las amenazas naturales.

La serie animada que se transmitió por televisión abierta en México, entre 1990 y el año 2000, presenta un gran simbolismo: si las nuevas generaciones de todos los países unieran sus fuerzas y le pusieran corazón, se lograría salvar al planeta. Como que el mensaje no impactó demasiado, porque estas nuevas generaciones han crecido sin lograr gran cosa.

Curiosamente, en 2016 se anunció que se realizaría una versión cinematográfica, producida por Leonardo di Caprio, quien resulta que es ambientalista, pero hasta la fecha no se ha logrado tal. Muchos piensan que sería una película boba y que fracasaría por que no reuniría fondos. La verdad es que si sería muy difícil que ese superhéroe impopular impactara de la misma manera que Iron Man, pero yo sí lo escogería, después de todo es inmaterial e inmortal, podría existir en cualquier parte del mundo, en cualquier tiempo, siempre y cuando hubiese cinco personas que portasen los anillos y se reunieran para combatir las amenazas ambientales.

Amigos lectores, definitivamente les recomiendo conocer la serie, hay muchos capítulos disponibles en Internet. Véanla con sus hijos, sería muy provechoso para todos. Me gustaría mucho que volviera a transmitirse, en lugar de “Bob Esponja” o alguna otra de esas caricaturas que no transmiten nada, lástima que no haya llamado tanto la atención en su tiempo. También quisiera que se hiciera la película, que Leonardo di Caprio actuara en ella y que fuera un éxito taquillero para ver si a él sí le hacen caso y surgen nuevos planetarios que ayuden al Capitán Planeta. ¿Cómo ven?

[email protected]

Comentarios