Un grupo de 80 manifestantes contra la termoeléctrica encabezó las protestas

ANTONIO BARANDA /
AGENCIA REFORMA
Morelos.- Vecinos de la localidad Amilcingo, en Morelos, quemaron boletas de la consulta sobre la termoeléctrica La Huexca, en pleno centro del pueblo.

Las boletas, aún sin marcar, fueron sustraídas de una casilla en Jonacatepec, minutos después de que el centro de votación fue cerrado por motivos de seguridad.

“¡Samir vive, la lucha sigue!”, corearon los pobladores al momento que las papeletas ardían y las campanas sonaban, en alusión al activista Samir Flores, asesinado el miércoles.

La sustracción del material de la consulta fue hecha durante una caravana de pobladores de Amilcingo e integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua.

Minutos antes de las 10 horas, la caravana, con aproximadamente 80 personas, salió del centro de Amilcingo y posteriormente fue a Jantetelco, donde no había casilla.

Luego de lanzar algunas consignas en el centro de esa localidad, manifestantes arribaron a Jonacatepec, donde tomaron una caja con el material de la consulta.

De ahí fueron a Amayuca, donde al no haber casilla solo hicieron un recorrido y se retiraron.

La caravana regresó a Amilcingo, donde quemó el material y una urna a las 11:40 horas, como última acción de protesta de ayer, segundo y último día del ejercicio participativo.

La lucha inicia

Jorge Velázquez, vocero del frente, anunció que independientemente del resultado de la consulta, la lucha contra la termoeléctrica apenas inicia.

En entrevista, aclaró que sus próximas acciones serán definidas en sus siguientes asambleas, aunque adelantó que una de ellas puede ser “cerrar” el pueblo con barricadas.

“Nuestra postura es no a la termo, no a la consulta, nosotros somos parte del frente y no vamos a permitir eso, esa herencia, así sean cinco los que avalen las obras”, expuso.

“Esto apenas continúa, la lucha va a seguir”, advirtió el activista.

Comentarios