Quemarse en días de asueto

103
asueto

“Dónde estarán los bomberos, hace rato llamamos y nadie responde, debe ser porque hoy no trabajan”

Pachuca.-

Pasaban apenas las 6:30 de la tarde del lunes, casi, como cualquier otro, pues ayer muchos no trabajaron y la mayoría no asistió a la escuela, el motivo: el puente por la conmemoración del natalicio de Benito Juárez; sin embargo, los accidentes, esos que no tienen fecha oportuna para presentarse, no se hicieron esperar.
Desde las inmediaciones de la colonia Maestranza, ubicada en esta ciudad capital, una ligera columna de humo negro, que poco a poco fue creciendo hasta alcanzar gran altura, comenzó a percibirse; provenía del interior de una casa situada en la calle Cuauhtémoc. Visto desde lo alto de algunos edificios cercanos, un incendio en el jardín de la vivienda lentamente crecía amenazando las casas a su alrededor, incluido un negocio de tanques de oxígeno.

Muy cerca del objeto de grandes dimensiones que ardía en el patio de la casa, los habitantes de dicho espacio corrían lanzando cubetas con agua y tierra para tratar de sofocar las llamas. Por su parte, vecinos llamaban insistentemente al número de Emergencias 911 para solicitar apoyo de las unidades de Bomberos y Policía estatal; no obstante, reprochaban una y otra vez que los teléfonos sonaban pero nadie los atendía, solo una grabación informaba que “por el momento todos los operadores están ocupados”.
Habían pasado más de 30 minutos del incendio cuando una unidad de la Policía municipal arribó al sitio, tocó una y dos veces, los agentes aguardaron unos minutos y después se marcharon, justo después salió la dueña de la vivienda, no la habían esperado; “apenas y tocaron, yo salí casi luego pero ya no estaban, hace rato que llamamos a los bomberos pero nadie llega”, externó.

El tiempo seguía corriendo y la noche comenzaba a llegar, pero las llamas aún podían observarse, dos jóvenes que pasaban por la calle, al parecer estudiantes de la Prepa uno, otro más que transitaba en moto y un vecino acudieron al llamado de auxilio de la desesperada mujer que temía que las llamas alcanzaran tres autos que estaban cerca; “dónde estarán los bomberos, hace rato llamamos y nadie responde, debe ser porque hoy no trabajan”, indicó un vecino.

La noche por fin llegó, pasó casi una hora pero los voluntarios improvisados habían logrado acabar con el incendio; solo eran pérdidas materiales, al parecer la caja de un camión que al contacto con el pasto seco se prendió, Fue entonces cuando a lo lejos dos sirenas se escucharon, eran las unidades de Bomberos y Protección Civil que acudían al llamado de los vecinos, pero ya no era necesario… estos ya lo habían solucionado.

Comentarios