Harta tinta, voces e imágenes han corrido en estos días sobre el ¿último? escándalo político: el encarcelamiento de Rosario Robles por su gestión frente a la Sedatu y Sedesol, así como sus implicaciones en las denuncias relacionadas con la “Estafa maestra”, un plan que involucró a 11 dependencias por desviar miles de millones de pesos bajo la triangulación de gobierno-universidades públicas-empresas.

En ese “programa de máxima corrupción” no solo estuvo involucrada Robles, sino también Alfredo del Mazo (titular en ese momento del Banco Nacional de Obras) y Emilio Lozoya (al frente de Petróleos Mexicanos). El primero es el actual gobernador del Estado de México; el segundo, está prófugo y su abogado Javier Coello Trejo, alardea: “no lo van a detener porque no lo van a encontrar”.

¿Es culpable solo Rosario Robles? ¿Es chivo expiatorio? ¿Ella es el inicio de una investigación que llegará hasta sus últimas consecuencias?
Todo eso no lo sabremos hasta que pasen muchos años, pero lo que sí es claro es que el público de los diferentes medios de comunicación tenemos el derecho a saber el contexto, a entender por qué a ella sí y a los otros no se les investiga, condena y encarcela.

Por supuesto, hemos visto, escuchado y leído hasta la saciedad el aquí y el ahora de Robles indiciada a partir de la “Estafa maestra”, pero no se nos ha ofrecido integralidad en la información. Es decir, como siempre, los medios informativos nos dan hasta la saciedad, electrónicos e impresos, datos y hechos del aquí y el ahora. Nos colman de detalles, pero no de análisis o información profunda, de fondo.

Muchos dirán: qué más si tenemos de la nota a la entrevista y hasta mesas de debate sobre el encarcelamiento de Robles y su corrupción, Robles y su omisión, Robles y su desgracia. Pero lo que necesita una sociedad en ciernes de transformación y cambio son contenidos profesionales, de investigación y contextualización que nos permitan como audiencia entender “escándalos” como ese.

La Ley de Telecomunicaciones y Radiodifusión (http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LFTR_020419.pdf) es general e imprecisa en materia de contenidos, enuncia la buena intención y voluntad: 47. Vigilar y sancionar…

7. Supervisar que la programación dirigida a la población infantil…

8. Ordenar la suspensión precautoria de las transmisiones que violen las normas previstas en esta ley…

Sin embargo, ante la revisión de contenidos en casos como los de Rosario Robles, se evidencia el reverso de máximas asentadas en las leyes como “la pluralidad en la información y opiniones, el respeto de los derechos humanos, el interés superior, la igualdad de género y la no discriminación”.

Personajes y temas en la cobertura de medios dan cuenta de cómo se violan esos preceptos teóricos que se quedan en discurso. Rosario Robles es ejemplo fiel, porque su carrera política en la izquierda fue minimizada, ridiculizada a partir de su relación personal con un empresario argentino, Carlos Ahumada, hace ya años. Pronto se olvidó su fuerza, talento e inteligencia en la administración y la política como primera jefa de gobierno del entonces Distrito Federal, que hizo posible la Ley Robles que concretaría años más tarde la interrupción legal del embarazo de manera excepcional en el país.

Contra todo eso, Robles volvió a la arena política y aunque no en el mejor de los proyectos políticos, puso en juego su conocimiento y trayectoria. Lo adverso y perverso para ella fue que ese grupo en el poder a toda costa quería conservar el poder y las truculencias, que los distinguen, fueron puestas en marcha. Ella sabía el juego que jugaba y no se escondió y asume el costo, pero hoy, de nueva cuenta, los medios hacen escarnio de su historia personal. Basta repasar los titulares para confirmar que se viola su derecho humano a la privacidad, la igualdad de género y la no discriminación. Botones de muestra:

El día en que Rosario Robles se vio involucrada en el entramado …https://www.reporteindigo.com/…/el-dia-en-que-rosario-robles-se-vio-invol hace 13 horas –en aquel entonces, Rosario Robles era pareja de Carlos Ahumada y tras revelarse el video presentó su renuncia al PRD. Su nombre quedó…

–”Contigo llegó a mis manos la magia”; la historia de amor que cambió…” (https://www.radioformula.com.mx › Noticias › México).

Hace dos días, Rosario Robles tuvo una relación amorosa con Carlos Ahumada, cuando él era casado.

Carlos Ahumada, el motivo del distanciamiento de Rosario Robles y… https://www.eluniversal.com.mx/…/carlos-ahumada-el-motivo-del-distancia… 30 julio 2019 –Rosario Robles, extitular de la Sedesol y de Sedatu en el gobierno de Enrique Peña Nieto, fue requerida por la Fiscalía General de la…

–La historia de amor que marcó la carrera de Rosario Robles https://www.nacion321.com/…/la-historia-de-amor-que-marco-la-carrera-d… hace 2 días

–La relación sentimental de la excolaboradora de Peña con Ahumada, marcó un antes y un después en su carrera.

Rosario Robles y su vida pública salpicada por los escándalos https://lasillarota.com/nacion/rosario-robles…rosario-robles…/308235 hace un día

–Rosario Robles, extitular de Sedesol y Carlos Ahumada… marzo de 2004 que casi acabaron con la carrera política de Rosario Robles, ella no…

De los medios “clásicos” a los medios digitales reputados y recientes, la tónica es “vender” sin informar objetiva e integralmente, mucho menos con perspectiva de género. Rosario Robles es una política y funcionaria, que se ha desempeñado bien, regular y ¿mal?, pero que debe ser evaluada desde su desempeño profesional en la política. El público de los medios de comunicación y la ciudadanía en general lo necesitamos y lo exigimos, es un derecho de audiencias, de lectores, que supuestamente está garantizado en la ley. Este caso es muestra fiel de lo mucho que nos resta por crecer como sociedad y cómo el sexismo y misoginia no solo prevalecen en la política sino en la política de medios y de esa mirada nos nutrimos y reforzamos prejuicios, estereotipos y machismo.

[email protected]

Comentarios

Artículo anterior¿Todo cambió con la 4T? No. Todo sigue igual o peor
Artículo siguienteHistoria de José y Diana (séptima y última parte)
Avatar
Doctora en ciencias políticas y sociales por la UNAM y especialista en estudios de la mujer por El Colegio de México. Periodista colaboradora en medios desde 1987. Defensora de lectores y articulista del diario Libre por Convicción Independiente de Hidalgo. Integrante del consejo editorial de la agencia de noticias Comunicación e Información de la Mujer AC. Docente universitaria desde 1995 en la UNAM. Profesora investigadora de tiempo completo en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo desde 2008. Integrante y cocoordinadora del grupo de investigación Género y Comunicación en la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación. Línea de investigación y publicaciones sobre periodismo, comunicación y género.