IRÍA FERRARI
Pachuca.- Que no se les olvide que el sexo solo es sucio si se hace bien.

Por supuesto, hay muchísimas e interminables guías que pueden ayudarte a tener mejor sexo u orgasmos que rompan la barrera del sonido y muchos consejos sobre la mecánica del coito.

Pero, ¿qué hace que esas experiencias sexuales se conviertan en increíbles?
Existen unos “ingredientes” clave que te garantizan la total y absoluta satisfacción.

Atención y conciencia plena

Lo primero y básico de todo es ser consciente de lo que se está haciendo y prestarle toda la atención. El sexo no es diferente a otra actividad que requiera concentración. Estar solamente en lo que tengo que estar en ese momento y dejar atrás todos los pensamientos que pasan por mi cabeza sobre cualquier otra cosa. Solo así podrás vivir la experiencia en su totalidad.

Fuera secretos

La confianza es una característica indispensable para una experiencia sexual óptima. Solo de esa manera conseguirás con tu pareja una conexión erótica muy profunda. Para mí esa cualidad es un requisito previo. “La forma en que actúas con alguien mucho antes de que realmente estés involucrado en cualquier tipo de sexo es parte de ello”.

Aprender a manipular el clítoris de una mujer

Otra característica para tener experiencias sexuales óptimas es el profundo sentimiento de alineación o de estado “en sincronía” con la pareja. Para que me entiendas, se trata de la energía compartida, electricidad o conductividad entre las personas. Es esa sensación cuando en un solo roce ya se dispara tu imaginación a mil, tu piel se eriza y por todo tu cuerpo recorre una sensación de corriente eléctrica.

Otro punto importante es el profundo sentido de cuidado mutuo. Hay que sentirse “[email protected] y [email protected], [email protected] y [email protected]” por tu pareja. La confianza, la seguridad y un profundo respeto también son totalmente necesarios en ese punto.

Comunicación sin tabúes

La capacidad de comunicarse libremente, tanto verbalmente como a través del tacto, es meramente crucial para una gran experiencia sexual. Eso significa que se necesita un sentido de profunda empatía o comprensión de la otra persona.

“Escuchar, responder, organizar información, reconocer qué y cuándo, incluso si no se lo dicen resulta crucial.”

No solo la comunicación verbal no es necesaria para tener un extraordinario momento sexual, un jadeo, como mueve la pelvis más rápido o más lento según el momento, nos indica cómo seguir con el juego, incluso el silencio también nos dice mucho… “la atención a las cosas pequeñas”.

Siente con las manos

El tacto en sí era atesorado como una forma de comunicación especial, directa y erótica: muchos creen que pueden leer a sus parejas a través del cuerpo.

Los terapeutas sexuales a menudo tratan con clientes que son reacios a expresar sus deseos verbalmente y eligen la comunicación no verbal como la opción más segura y predeterminada.

Para ellos, el tacto es esencial para leer las claves y sincronizarse, mientras que varios participantes cuentan sobre cómo “hablar de forma erótica” y “tener riesgos verbales” pueden llevar al encuentro “a un territorio prohibido, pero con una sensación de seguridad”.

Transparencia absoluta

El valor de ser implacablemente honestos consigo mismos y totalmente transparentes con sus parejas sexuales es otro pilar fundamental, en lugar de preocuparse por el juicio o el tacto.

Seguro que coincides que tus mejores experiencias como “sexo donde puedes decir cualquier cosa y ser cualquier cosa”. Algunos encuestados describieron una sensación de desinhibición.

Porque una vida sin gemidos que te hagan levitar es como un jardín sin flores.

Casi todos los participantes identificaron la confianza como característica indispensable para tener buen sexo.

“Poder ser egoísta, impulsivo, despreocupado, descuidado o no planificar nada en el momento y estar emocionalmente disponible e incontrolado”, aseguraba uno de ellos.

El poder emocional de ser genuino, ser visto y estar desnudo emocionalmente fue descrito repetidamente como un regalo.

Arriesgarse

Correr riesgos y explorar cosas nuevas fueron dos de los componentes más importantes. Muchos compararon la experiencia sexual óptima con un “proceso de descubrimiento” continuo, una exploración o un viaje en el que era necesario impulsar y expandir continuamente los límites sexuales personales. Como explicó una de ellas: “Soy una exploradora que no para de experimentar.

“Estoy dispuesta a probar cualquier cosa y ver qué sucede.”

El sentido del humor, la risa y la alegría eran vitales y servían como un complemento seguro para dicha exploración y toma de riesgos interpersonales.

Ser vulnerable

El poder de la vulnerabilidad es un concepto común en estos días. Varios de los encuestados creyeron que permitirse ser vulnerables y rendirse a un compañero era la clave para tener la mejor experiencia sexual.

El significado en ese contexto es más interpersonal porque el “poder poner todo tu ser en manos de otra persona” es importante.

En las buenas relaciones siempre hay algunas barreras que son pequeñas, pero detectables, aunque cuando tienes buen sexodesaparecen.

Para ser transparente y vulnerable debes sentirte intensamente erótico en lugar de tener miedo.

Además, varios compararon de forma independiente el hecho de ser vulnerables durante una experiencia sexual óptima y rendirse por completo a la pareja.

Más y más sexo

Si practicas el sexo con tu pareja de forma habitual, lograrás un sexo de mayor calidad porque aprenderán muchas cosas el uno del otro, y, sobre todo, qué es lo que le gusta a cada uno.

Además, tener buen sexo te hará sentir mejor, más viva y mucho más feliz. Así que, ¿qué esperas?

  • Visita
    Si te quedaste picado, no te preocupes, tenemos más de donde salió esto para mantenerte despierto toda la noche, por eso visita www.revistadandoydando.com.mx o búscanos en Facebook como Revista Dando y Dando, donde tenemos más y más para darte de qué hablar

Comentarios