Pachuca.-

Policía antimotines, caninos, camionetas y un dron fueron parte del operativo que estableció el gobierno del estado por más de cinco horas, tras la toma de instalaciones de la dirección general de conservación de carreteras estatales hecha por habitantes de Cardonal en demanda de la reconstrucción de una carretera en Tolantongo.
La mañana de ayer, habitantes de localidades cercanas a las Grutas de Tolantongo, en su mayoría hombres, arribaron en autobuses blancos, uno con logos del centro turístico y tomaron las instalaciones de la dirección perteneciente a la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (SOPOT), donde desalojaron al personal que había ingresado y retuvieron a titulares de esa área.

A decir de los trabajadores, los manifestantes estaban muy agresivos, por lo que hasta empujaron al subsecretario de gestión y evaluación de proyectos José Luis García López; algunos de los que lograron salir dejaron sus pertenencias adentro y esperaban enfrente de las instalaciones, cruzando el bulevar Minero de Pachuca.
Ante tal situación, el gobierno del estado desplegó un fuerte operativo policiaco en las inmediaciones de la dependencia ubicada cerca del penal de Pachuca, con dos carros antidisturbios, una pipa, decenas de patrullas y motopatrullas, estacionadas en puntos estratégicos.

Alrededor de 20 policías con cascos, chalecos antibalas, toletes y escudos permanecían formados afuera del acceso a la dirección de conservación, a un costado de los manifestantes que mantenían el control del ingreso o salida de las instalaciones.
Dentro del inmueble se mantenían las negociaciones entre líderes de los manifestantes y representantes de la SOPOT, pero ninguno de los inconformes que permanecía afuera quería decir nada sobre sus peticiones y los que permanecían en la puerta no dejaban entrar ni salir a nadie.

La tensión subió cuando circularon patrullas sobre la carretera con dirección al centro, 16 camionetas pickup con alrededor de cinco elementos policiacos cada una y dos camionetas tipo crossover, mismas que dieron vuelta en el retorno y enfilaron con rumbo a Actopan, pero fueron estacionadas a un costado del centro de reinserción social (Cereso) de Pachuca. Previamente, un dron de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) sobrevoló la zona.
De las patrullas descendieron los elementos policiacos equipados para responder ante un motín y avanzaron formados a las inmediaciones de las instalaciones, cinco de ellos eran binomios acompañados de caninos. Todos esperaban la orden para intervenir en caso de ser necesario.

Sin embargo, no hubo confrontación. Casi al mediodía salieron de las instalaciones los representantes de los manifestantes y las autoridades de la dependencia, sin embargo, nadie quiso emitir comentarios al respecto y subieron a sus carros con rumbo a las instalaciones centrales de la SOPOT para llegar a un acuerdo con el secretario José Meneses Arrieta.
Después de una larga negociación, el secretario acordó que comenzarán la reconstrucción de cuatro kilómetros de la carretera Cardonal-Tolantongo en 30 días hábiles. Sin embargo, hasta la tarde-noche de ayer todavía permanecían en las instalaciones los inconformes, esperando indicaciones para su retiro.

Policía antimotines, caninos, camionetas y un dron fueron parte de las acciones que efectuó el gobierno del estado por más de cinco horas en las inmediaciones de las instalaciones de la dirección general de conservación de carreteras estatales

Comentarios