Reactivan teatro en CDMX

176
teatro

Pachuca.- La Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Teatro, levantaron el telón del recinto El Granero Xavier Rojas para presentar El doctor improvisado, una obra de títeres adaptada y dirigida por Rolando García que tendrá una temporada del 7 de noviembre al 13 de diciembre bajo estrictas medidas sanitarias.

En el marco de la campaña “#VolverAVerte”, la agrupación ofrece una pieza que reflexiona de forma divertida el encuentro de un ser humano con la Muerte, además de contar una historia con música popular purépecha interpretada en vivo, mientras las marionetas de guante son manipuladas para dar vida a todos los personajes.

Cansado de vivir eternamente en la pobreza, un sastre abandona a su familia en busca de fortuna. En su camino, se encuentra con la Muerte, a quien le hace un nuevo traje; esta, agradecida, le paga con una bolsa llena de monedas de oro, pero le advierte que de ahora en adelante deberá ser médico y le da un brebaje, el cual tendrá que administrar a las personas enfermas, solo si ella se coloca al pie de la cama, pero si se ubica en la cabecera no habrá salvación y morirán irremediablemente, por lo que hacer arreglos con la Parca no siempre resulta tan bueno.

En entrevista, el creador Rolando García refirió que la idea del montaje surgió cuando, a través de Los libros del rincón de la Secretaría de Educación Pública (SEP) conoció el cuento El doctor improvisado, publicado originalmente por Vanegas Arroyo en 1905. En cuanto lo leyó, vio claramente en el personaje de la Muerte “al clásico, pícaro y transgresor protagonista del títere de guante en su versión más longeva, popular y callejera, por lo tanto, divertida y contundente.

“La propuesta y el reto fue crear un espectáculo de formato pequeño e itinerante con un solo titiritero-músico. En 2006, realicé la adaptación y a partir de ese momento me dediqué a perfeccionar el dominio de la técnica de manejo de títeres y a producir la obra. Estrenamos en 2010 y en la primera oportunidad, ya en 2013, cambiamos la música grabada por una tocada en vivo, llegando así a la versión actual, con tres intérpretes”. El elenco lo integran él, además de Alan y Olín García.

El realizador finalizó: “Volver a un teatro a dar funciones después de tanto tiempo significa mucho para nosotros. Es la posibilidad de empezarnos a curar como sociedad, de apoyarnos con arte y humor para reflexionar y ser creativos, resilientes”.

El director del montaje presentado,
Rolando García, refirió que volver a un escenario a dar funciones significa mucho, pues “es la posibilidad de empezarnos a curar como sociedad”

De interés

Comentarios