NOTIMEX
Ottawa

Canadá, México y Estados Unidos acordaron ayer realizar un paquete de enmiendas al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para liberalizar reglas de origen en varios productos.
Tras el encuentro trilateral, en Ottawa, entre los gobernantes Justin Trudeau de Canadá, Enrique Peña Nieto de México y Barack Obama de Estados Unidos, coincidieron en liberalizar reglas de origen en farmacéuticos, cosméticos, caucho, metales, maquinaria industrial y eléctrica, instrumentos de precisión y gas natural.
Los mandatarios reconocieron que el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) ayudará a que los países del TLCAN compartan la prosperidad, creen empleos, refuercen la producción industrial y agrícola de la región, a la vez que protejan los derechos laborales y el ambiente.
El plan de acción para la competitividad de Norteamérica incluye 14 iniciativas que reducirán el costo de hacer negocios, mejorará la eficiencia de la cadena de abastecimiento, permitirá avanzar en innovación y desarrollo económico, a la vez que involucrará a los accionistas a través de procesos de consulta.
Con la idea de involucrar a la sociedad civil y a la comunidad empresarial en la promoción del crecimiento y prosperidad de la región, como una “comunidad económica integrada”, Estados Unidos será la sede del primer Diálogo de Accionista para la Competitividad de Norteamérica, que será en otoño en Washington.
Los líderes también acordaron crear un mapeo de los principales clusters de la región, que ayudará a la expansión de los negocios.
Además Canadá será la sede de la sexta reunión de Innovación y Emprendimiento para la Competitividad de las Américas, a celebrarse del 25 de septiembre al primero de octubre.
Obama, Peña Nieto y Trudeau acordaron también apoyar los esfuerzos de las mujeres emprendedoras en la región, por lo que firmaron un memorándum de entendimiento para permitir el desarrollo de las empresarias, con el fin de que accedan a las cadenas de valor globales y promuevan alianzas.
Canadá y Estados Unidos patrocinarán a empresarias de sus países para que realicen misiones comerciales a México este año y en 2017.
El plan de acción para la competitividad de la región también incluye un acuerdo para hacer frente al problema global de producción de acero. Los tres gobiernos recortarán subsidios a esa producción y compartirán información sobre su capacidad.
Respecto a la seguridad fronteriza, reconocieron la necesidad de que las agencias aduaneras compartan información sobre cargamentos de alto riesgo.

Comentarios