Reanudan desalojo de Alepo

288
alepo

Beirut

Los autobuses que transportan a civiles y combatientes sirios comenzaron a salir ayer del último enclave bajo control rebelde en Alepo tras pasar un día retenidos, dijeron funcionarios humanitarios y reportes de medios progubernamentales.
Los obstáculos que paralizaban las evacuaciones en el este de Alepo y en dos aldeas rodeadas por rebeldes fuera de la ciudad fueron superados y la operación será completada en las próximas horas, según un servicio de noticias gestionado por el grupo libanés Hezbollah, un aliado del gobierno sirio.
Cuando concluya la salida de las miles de personas que siguen en la zona insurgente, la ciudad caerá por completo en las manos del presidente sirio Bashar al Assad, su mayor victoria en los casi seis años que dura ya la guerra civil.
La población estaba esperando en medio de frías temperaturas desde que la evacuación se topó con problemas el martes, con decenas de autobuses estancados en Alepo, algo que también ocurrió en las aldeas chiíes de al-Foua y Kefraya. Rebeldes y fuerzas gubernamentales se culparon entre ellos de la situación.
Tras la aparente solución de los problemas, el servicio de noticias de Hezbollah dijo que 20 autobuses que transportaban a combatientes y sus familias salieron del este de Alepo ayer hacia zonas controladas por los rebeldes.
El Ejército sirio hizo uso de parlantes para emitir advertencias a los rebeldes de que estaba a punto de entrar en su menguante zona y les exigió acelerar la evacuación.
El control total de Alepo sería un gran triunfo para Assad y sus principales aliados, Irán y Rusia, contra unos rebeldes que le desafiaron durante cuatro años en la ciudad más poblada de Siria.

Comentarios