Reanudarán búsqueda de desaparecidos en Veracruz

1591
Del 15 al 29 de julio en los municipios Paso del Macho y Amatlán de los Reyes
Del 15 al 29 de julio en los municipios Paso del Macho y Amatlán de los Reyes

Ciudad de México. La coordinación nacional de la Brigada de Búsqueda de Personas Desaparecidas, la Red de Enlaces Nacionales, familiares y organizaciones observadoras partieron ayer a Veracruz para comenzar una segunda etapa de búsqueda que se llevará a cabo del 15 al 29 de julio en los municipios Paso del Macho y Amatlán de los Reyes.
Ante las amenazas y agresiones que se han agudizado, pidieron el respaldo de las medidas cautelares de protección emitidas por el comité de desaparición forzada de la ONU. Además contarán con un esquema de acompañamiento y monitoreo de autoridades federales y peritos.
Sin embargo, la brigada no aceptó la participación de autoridades estatales porque, dijo, la mayoría de desapariciones proviene de los cuerpos policiacos de Veracruz.
El 18 de julio la división científica de la Policía federal presentará el informe preliminar sobre los hallazgos de 15 fosas con más de 7 mil fragmentos registrados durante la primera brigada en Amatlán de los Reyes, en abril.
María Herrera, madre de dos desaparecidos, aseguró en la conferencia de prensa que perdona a quienes hicieron eso a sus familiares,

“pero al gobierno cruel, despiadado y corrupto ni perdón ni olvido (…). El gobierno no tiene la voluntad de buscarlos, si no ayuda que no estorbe”.

Herrera dijo que

“no queremos que esto siga sucediendo; queremos encontrarlos, aunque sean restos. No quiero que mis nietos anden buscando a sus hijos”.

De acuerdo con Danila González, de Desaparecidos Justicia con sede en Querétaro, la brigada vuelve a Veracruz porque ese estado “les duele”, porque Veracruz “también se llama Guerrero, Morelos, Tamaulipas… todo el país”.
La brigada no descarta extender su búsqueda a otras entidades.
La primera, añadió Aracely Salcedo de Colectivo de Familias Desaparecidas de Orizaba, confirmó que existen numerosas fosas clandestinas, casos de desaparecidos no denunciados y casos cuyas investigaciones no muestran avance.

“Documentamos el miedo y la rabia, pero también la esperanza. Aún hay un latido que nos hace creer que la paz es posible”

, expuso.
El grupo se formó, declaró, ante la incapacidad de las autoridades, quienes “entorpecen la búsqueda y siguen criminalizando a las víctimas”.

Comentarios