Rebasan congresos mil 340 mdp de su gasto

464
ineficiencia, discrecionalidad,congresos

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México.- Por ineficiencia, discrecionalidad y mala planeación, los congresos de 27 estados gastaron, en conjunto, mil 340 millones de pesos más de lo presupuestado inicialmente para 2017, reveló el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

Lo anterior representó un sobreejercicio de 11 por ciento por parte de las legislaturas que en 2018 gastarán –si se apegan a lo autorizado–, 14 mil 480.9 millones de pesos, equivalentes a 1.4 veces el costo del programa Escuelas de tiempo completo.

Los tres congresos con mayor gasto adicional ejercido fueron Oaxaca, con 86 por ciento; Hidalgo, con 30 por ciento, y Tamaulipas, también con 30 por ciento, según el Informe Legislativo 2018 del Imco.

En el caso de Oaxaca, los 342 millones de pesos que sobreejercieron los legisladores locales rebasaron el monto que ellos mismos destinaron al Fondo Estatal de Reconstrucción por los sismos de septiembre de 2017.

El estudio encontró también que, en promedio, 14.3 por ciento de su presupuesto lo dirigen para la “ayuda social” a instituciones o personas, tarea que legalmente solo compete a gobiernos estatales.

“Solo las legislaturas de la Ciudad de México y del Estado de México ejercieron en 2017, por ese concepto, alrededor de 576 millones de pesos”, detalló el investigador Ramiro Suárez en la exposición de datos.

Según el análisis, el monto de “ayuda social” de estas dos legislaturas del centro del país fue mayor de los 531 millones de pesos que gastaron en ese rubro los gobiernos de Tlaxcala, Baja California Sur, Nayarit, Aguascalientes y San Luis Potosí.

La suma para ese concepto en 25 congresos locales alcanzó los mil 915 millones de pesos, lo que incluye despensas, juguetes, fiestas y obras públicas.

El presidente del Imco Juan Ernesto Pardinas destacó que los diputados de la Ciudad de México y del Estado de México tendrían que explicar el destino de ese dinero público.

“Si no es política clientelar, se están clavando la lana directamente”, planteó.

“En el mejor de los casos se lo están gastando para campañas electorales, en el peor, para su bolsa”, agregó.

Como ejemplo del mal manejo, el organismo comparó que mientras los 66 legisladores de la Ciudad de México tienen 266.8 millones de dólares para 2018, los 350 diputados del Congreso Nacional de España tienen solo 129 millones de dólares este año.

En promedio, cada asambleísta capitalino tiene en sus manos el destino de cuatro millones de dólares, mientras que un diputado ibérico solo dispondría de 0.37 millones de dólares.

ineficiencia, discrecionalidad,congresos

Comentarios