Rechaza ANPEC aumento de impuesto a refrescos

363
ANPEC

YAZMÍN ZARAGOZA MORENO / NOTIMEX

Ciudad de México.- La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) afirmó que durante la cuarentena se registró un encarecimiento acumulado por encima del 80 por ciento en los productos esenciales de la canasta básica, por ello rechazó cualquier posible incremento de impuestos a alimentos de alto contenido calórico y refrescos.

Entrevistado por Notimex, el presidente de la ANPEC Cuauhtémoc Rivera explicó que el periodo de confinamiento “estuvo muy pesado, hubo desabasto y encarecimiento” y por ello rechazó que “algunas voces de Morena” intenten aplicar el impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) a bebidas carbonatadas y productos calóricos bajo el argumento de que es para proteger la salud de los mexicanos, porque en realidad lo que se recauda nunca llega al sector salud.

Recordó que durante todo el periodo de resguardo domiciliario hubo desabasto y encarecimiento de: alcohol, cubrebocas, gel antibacterial, desinfectantes, eso en el primer arranque de la enfermedad; después fue el huevo, el tomate, el chile, la cebolla, los cítricos y los granos; los cárnicos también contribuyeron a la inflación, pues se elevó el precio de la pechuga de pollo, la carne de res y embutidos, como el jamón.

Así, la subida acumulada de esos productos generó un alza de 80 puntos porcentuales en productos básicos, “los precios sí se incrementaron en un contexto donde muchas personas vieron perdido su empleo, la gente que trabaja al día no tenía sustento y otros más, vieron reducido su salario, entonces la situación fue complicada” más allá, dijo, ahora con la nueva normalidad “veremos el impacto en la economía”.

Inmersos en esa problemática, pidió “no mover el avispero”, pues incluso refirió que el Día Mundial del Tabaco, producto muy tazado “pues 14 cigarros de la cajetilla son impuestos”, funcionarios de Hacienda, Economía hablaron de la posibilidad de aplicar el IEPS a refrescos, en productos calóricos y bebidas alcohólicas.

“Esto no es posible, cuando se eleva el IEPS, con el discurso de mejorar la salud pública, los que pagan el aumento de este impuesto es el consumidor porque lo que se hace es elevar los precios de estos productos y el mayor golpe es a los bolsillos de los mexicanos. El colmo es que cobran el tributo y no lo dedican a salud porque la prueba es que los médicos, aún en la emergencia, no han tenido insumos para trabajar.”

En el caso del tabaco, externó que, al inicio de este año, fue actualizado el IEPS al cigarro contra la inflación. Se “inflactó” su precio siete pesos por cajetilla, cuyo costo promedio subió a 63. Ese aumento de impuestos ya se hizo, resultó un duro golpe a la economía de los 15 millones de fumadores que hay en el país.

Comentarios