Un hombre fue detenido el jueves y ante las autoridades declaró ser sobrino de Sinuhé Ramírez

Pachuca.- El exlíder de la sección 15 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Sinuhé Ramírez Oviedo rechazó tajantemente tener parentesco con un hombre que fue detenido el jueves por intento de secuestro y que ante las autoridades declaró ser su sobrino.

Ramírez Oviedo explicó que los datos que supuestamente emitió el acusado, no concuerdan ni con apellidos ni con la edad, por lo que es, a todas luces, imposible que esa persona sea su familiar.

Respetuoso del ejercicio periodístico, Ramírez Oviedo consideró que toda información debe ser corroborada para evitar caer en el amarillismo o la falta de veracidad como en ese caso.

El profesor, quien se ha mantenido alejado de los reflectores en Hidalgo por respeto de los liderazgos estatales, así como de la política estatal, acusó que algunas personas que han defraudado la confianza del magisterio y en un afán de venganza y obsesión por recuperar el poder político, aprovechan la mínima oportunidad para difamarlo.

“Jamás desaprovechan una oportunidad para recurrir a la mentira, para denostar, criticar o juzgar a quienes con trabajo hemos construido nuestra historia de vida”, expresó Francisco Sinuhé.

Abundó que cuando no son violaciones, son robos y ahora hasta parientes secuestradores, señalamientos falsos, en cada caso, por lo que apeló al buen juicio y a la memoria de los profesores y de la sociedad hidalguense para que valoren el trabajo que desempeñó a favor, no solo del magisterio, sino de los miles de niños y familias hidalguenses.

Sinuhé Ramírez mencionó que estos son tiempos de cambio en lo que se requiere de un magisterio unido y digno, acorde a los retos y desafíos actuales.

“México es un país extraordinario, hoy requiere que cada ciudadano tenga claro el nuevo paradigma social”, manifestó al tiempo que invitó a cada uno de los lectores a ser objetivos, a entender por qué personas sin escrúpulos miente y daña la honorabilidad de quienes trabajan bajo los principios de honestidad y transparencia para que miles de docentes gocen de mejores prestaciones, al mismo tiempo de cumplir con el compromiso ineludible para elevar la calidad educativa.

Ramírez Oviedo hizo un llamado al magisterio estatal y nacional a no prestarse a los intentos estériles por generar una división absurda en el gremio, dañando un sindicato que es producto de 75 años de historia. “Primero el SNTE, después el SNTE y hasta el último el SNTE”, puntualizó.

Comentarios