PRI,candidaturas

Pachuca.- El rechazo a candidaturas improvisadas y coaliciones, frentes o alianzas que dañen su estructura, serán las consignas con que arrancará su renovación el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Hidalgo, manifestó el presidente del comité ejecutivo estatal de dicho instituto político Leoncio Pineda Godos.

Ayer, durante la entrega de resultados de la consulta Hidalgo 2018, que realizó el partido entre su militancia con la finalidad de analizar lo ocurrido durante el pasado proceso electoral, el dirigente tricolor enfatizó que aun en los momentos más difíciles de su historia “el PRI da la cara con el orgullo de mantenerse como los priistas de siempre, los que son leales y lo serán toda la vida a su instituto político”.

Por ello, aseguró que después de llevar a cabo dicho ejercicio de reflexión entre su militancia, están preparados para avanzar y seguir aportando a la vida pública de la entidad, pues “en Hidalgo el PRI sigue siendo un referente y es hoy cuando tenemos que salir a demostrarlo”.

Sin embargo, destacó que no basta con reproducir las estrategias, tácticas e ideas de siempre, toda vez que se requiere fortaleza en las dirigencias, solidaridad y sobre todo una militancia renovada y plenamente convencida de su instituto, ya que ello se verá reflejado en las próximas elecciones.

Puntualizó que aprendieron “la lección”, por lo que ya no se conformarán con candidaturas “improvisadas” y buscarán que recaigan en personas de larga trayectoria y trabajo en el partido; además, rechazarán la conformación de alianzas, coaliciones o frentes que les perjudiquen.

Asegura Fayad Meneses que “el PRI no está muerto”

Por otra parte, durante su discurso el gobernador Omar Fayad Meneses, en su calidad de primer priista del estado, resaltó que contrario a lo que algunos piensan, incluso al interior del propio instituto político, el PRI no está muerto y sabrá reponerse como lo hizo en anteriores ocasiones.

No obstante, dijo que cuando eso suceda no permitirán el regreso de aquellos que se fueron buscando un empleo y no fueron leales al partido que tanto les dio, a quienes calificó de “reptiles oportunistas y víboras, arrastrados que se quieren ir a darlo todo por una chamba”.

Finalmente, subrayó que lo ocurrido en el pasado proceso electoral no fue solo una derrota para el PRI, pues los demás partidos políticos también la vivieron y no fue exclusivo del estado, pues ocurrió en todo el país; por lo que, pese a contar con “malos” elementos al interior de sus filas como ocurre en todos los ámbitos, la culpa no es del partido.

Comentarios