Recibe Gus Van Sant la Cruz de Plata

143
Gus Van Sant

IRMA GALLO / NOTIMEX

San Miguel de Allende.- Empezaban a caer gruesas gotas de lluvia, pero la plaza principal de San Miguel de Allende no se vació. Quienes esperaban al cineasta Gus Van Sant se taparon con lo que encontraron a la mano; los más afortunados, con paraguas, los menos, con la capucha de su sudadera, pero no desistieron.

La actriz Arcelia Ramírez condujo la ceremonia. Primero, fue proyectado un video que hacía un breve recorrido por las películas emblemáticas de su carrera, esas que lo convirtieron en el icono del cine norteamericano “independiente” que es ahora.

“Es un verdadero placer estar aquí”, dijo el director de Todo por un sueño (1995). “San Miguel es el lugar en donde Neal Cassady (escritor de la generación beat) uno de mis ídolos culturales murió. Acabo de descubrirlo cuando llegué. No lo sabía hasta que me lo contaron. Tenía una personalidad muy fuerte y nunca lo conocí, pero dicen que era un loco borracho y seguramente se metía en problemas”, dijo Gus Van Sant.

Cuando le entregaron la Cruz de Plata, Sarah Hoch, directora del Festival de Cine de Guanajuato, le dijo: “Cuando empezamos el festival, en 1992, el cine no estaba bien en México. Estábamos pasando por momentos difíciles y decidimos tener esta insignia que dice: Más cine por favor. Tú eres una leyenda viva. Tú inspiras a cineastas jóvenes”.

El clima fue un aliado de Van Sant. Cuando empezó a presentar Mente indomable, 1997, ya había cesado la lluvia. “Cuando empezamos a filmar esta película le dije a Matt Damon: ‘Tú siéntate en esta silla’, y a Ben (Affleck): ‘Tú siéntate en esta otra’. Y de ahí me di cuenta de que todas las demás escenas eran dos personas platicando entre sí: Ben y Matt; Matt y Robin (Williams); Matt y Minnie (Driver).

“Y entonces me dije: ¿la película es solo dos personas sentadas platicando una enfrente de la otra? Y después me di cuenta de que los dos actores que participaron en la película (Matt Damon y Ben Affleck) fueron también los que la escribieron y lo hicieron así: sentados, uno enfrente del otro.”

Gus Van Sant regresó a su lugar acompañado por Sarah Hoch. Desde ahí vio la película que lo hizo famoso en Hollywood.

Dato

El cineasta habló sobre sus películas y cómo fue su trabajo en Hollywood

Comentarios