Pachuca

De alrededor de 303 hidalguenses recluidos en centros penitenciarios del ámbito federal, 57 por ciento está procesado y en espera de condena dentro de esos sitios mientras que 12 por ciento es del fuero común.
Con base en el cuaderno mensual de información estadística penitenciaria nacional, con corte en julio, en 16 centros de reclusión federales existentes en México se localizan aproximadamente 303 personas originarias de Hidalgo.
De ese total de personas privadas de la libertad, 266 están recluidas por cargos del fuero federal mientras que 37 son del fuero común y se encuentran en esos centros, lo que representa un 88 y 12 por ciento de la población, respectivamente.
El archivo del órgano administrativo desconcentrado de prevención y readaptación social destaca entre las cifras que 173 de ellos, o 57.09 por ciento, están en prisión aun sin recibir sentencia por su probable participación en los hechos que se les imputan.
De esos hidalguenses, dos están por delitos del fuero común y 171 más por delitos del ámbito federal, de los cuales, solo ocho son mujeres, quienes se encuentran internadas en el centro federal de readaptación social número 16, CPS femenil Morelos, mientras que en los demás centros solo están hombres.
En el otro caso, 130 de esas personas privadas de su libertad ya cuentan con sentencia dentro de los diversos Ceferesos ubicados en el país.
De esos hidalguenses sentenciados, con base en cifras oficiales, 35 de están por delitos del fuero común, mientras que 95 se encuentran en esa condición por cuestiones implicadas en el fuero federal.
En los centros penitenciarios con mayor presencia de hidalguenses está el Cefereso cinco Oriente penal federal de Villa Aldama con 59 internos originarios del estado, mientras que otros 49 se ubican en el Cefereso 14 CPS de Durango.
En el caso del centro federal de readaptación social 11 CPS Sonora se ubican 40 internos, 39 de ellos por delitos del fuero federal y uno del fuero común.

Comentarios