Ya suena lejana la elección presidencial de 2006, cuando se hizo célebre la consigna del “voto por voto, casilla por casilla”, que retumbó por meses en el ánimo nacional tras la marginal derrota del entonces candidato del PRD a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO). La sombra de duda que afectó esa elección restó fuerza y credibilidad al sexenio del expresidente Felipe Calderón e incluso analistas atribuyeron a ese defecto su idea de echar a andar la denominada “Guerra contra las drogas”, que comenzó la espiral de violencia que vivimos hasta nuestros días, en el ocaso del sexenio de Enrique Peña Nieto. De ese tamaño fue la influencia de la duda alrededor de las elecciones de 2006, que sin duda polarizaron a todo el país. Hoy, casi 12 años más tarde, afortunadamente el escenario es otro. Lejos quedó la duda sobre el resultado que arrojaron las urnas respecto de la elección presidencial de este 2018. Tan fue así, que poco más de dos horas después de que fueron cerradas las casillas, los dos principales candidatos Ricardo Anaya y José Meade reconocieron que las tendencias no les favorecían. Aceptaron la derrota sin ningún regateo. La diferencia es que en esta elección salieron a votar millones de mexicanos por una opción clara, cuyo resultado no deja lugar a duda. No obstante, aún así, los institutos electorales, tanto el nacional como el local, continúan el proceso como marca la ley. En Hidalgo, por ejemplo, se recuentan más de 8 mil paquetes electorales de las elecciones de diputados locales y federales, senadores y presidente de la República. Se revisan conforme a las causales que establece la ley, pero no se esperan cambios después de que finalice la revisión. Anoche solo se esperaba alguna sorpresa en el consejo distrital del distrito 03 de San Felipe Orizatlán, donde el candidato de Morena Perfecto Bautista y simpatizantes del partido político estaban a la expectativa de ajustes en los resultados, pues presumen hubo inconsistencias en la elección para diputado local. Minucias, comparado a la elección de 2006. De filón. Durante el primer semestre del año, la Secretaría de Finanzas recaudó 524 millones de pesos, derivado de más de 364 mil propietarios de vehículos que hicieron sus trámites como parte del programa de Reemplacamiento 2018. ¿No podrían destinar de esa tajada alguna partida para medio recomponer el estado de desastre en el que se encuentran las calles de la capital del estado?

Comentarios