Pachuca.- Christopher vive en Monterrey, Nuevo León, y a diario recorre cerca de 60 kilómetros en bicicleta para llegar a su trabajo, pese a referir que en una de las ciudades más grandes de México transitar en ese tipo de movilidad no resulta lo más atractivo para la mayoría de personas.

Sin embargo, con las manos en el manubrio asegura que el estrés del tráfico no le afecta, contrario al transporte público donde en las horas pico los trayectos pueden durar horas; además que después de dos años de seguir esa rutina, la parte deportiva fue también un incentivo.

“Llevo dos años y la empecé a agarrar por el trabajo, pero después vi que me podía mover por otros lados y cada vez las distancias se me hacían más cortas, luego me interesó practicarlo más como deporte.


De esa forma, cuenta cómo incluso actualmente ya compite en algunas carreras; no obstante, reconoce que al inicio fue difícil perder el miedo a la calle, pues al igual que ocurre en ciudades más pequeñas como Pachuca, la falta de cultura vial de los conductores pone en peligro la vida de los ciclistas.

Justamente ese riesgo fue lo que lo llevó a sufrir dos accidentes que le dejaron con lesiones; el primero cuando un camión lo golpeó y el segundo cuando chocó con la defensa de un automóvil.

Aun así, Christopher asegura que prefiere andar en bicicleta para trasladarse a su trabajo o cualquier otro lugar, por más retirado que parezca; contrario a lo que la mayoría de personas en su ciudad prefieren, pues además del reto que implica pedalear largas distancias, muchos consideran que las bicicletas son un medio de transporte para personas de escasos recursos.

“Lo toman mucho de clases, que si eres pobre andas en bici, como los obreros, entonces si traes bicicleta es porque eres pobre, no se dan cuenta que es más rápido y como deporte es muy bueno.”

Quizá por ello, el joven de 21 años piensa que no existe tanta infraestructura diseñada para ciclistas en su ciudad, donde a pesar de vivir más de un millón 136 mil personas, únicamente existen dos ciclovías de poca utilidad.

Christopher transita a diario cerca de 60 kilómetros para llegar a su trabajo

Con las manos en el manubrio asegura que el estrés del tráfico no le afecta, contrario al transporte público en las horas pico

A pesar de vivir más de un millón 136 mil personas, únicamente existen dos ciclovías
de poca utilidad

Lo toman mucho de clases, entonces si traes bicicleta es porque eres pobre, no se dan cuenta que es más rápido y como deporte es muy bueno

Ciclista

  • Pasión por las ruedas Actualmente ya compite en algunas carreras; no obstante, reconoce que al inicio fue difícil perder el miedo a la calle, pues al igual que ocurre en ciudades más pequeñas como Pachuca, la falta de cultura vial de los conductores pone en peligro la vida de los ciclistas

Comentarios