El recorte presupuestal de 200 millones de pesos a la Secretaría de Desarrollo Social estatal (Sedeso) afectó la cantidad de productos contenidos en las despensas del Programa de beneficios alimentario (Probea), y provocó el retiro total de otros como aceite, sardina y atún.

Lo anterior fue reconocido por la dependencia luego de las quejas de transportistas que denunciaron la situación la semana pasada, durante la entrega de los apoyos por parte del gobierno estatal.tijerazo

Pese a la disminución a uno de los programas más importantes de la administración estatal, la secretaría sigue adelante con la entrega superior a 4 mil 500 paquetes correspondientes a los tres meses que fue suspendido el Probea debido a la veda electoral.

El esquema ya fue reactivado en las regiones de Huejutla, Actopan y Tulancingo, y es en ese último punto de la entidad donde hasta ahora se presentaron quejas sobre la cantidad de productos y su calidad.

Pese a la disminución a la mitad en productos como frijol, arroz y azúcar, ninguno de esos alimentos, y en general todos los contenidos en las despensas, están caducos o son de mala calidad.

En lo subsecuente será necesario revisar los métodos y protocolos para la entrega de las despensas, así como los padrones para que los apoyos lleguen a quien realmente los necesita, admitieron representantes de la Sedeso.

El Probea fue lanzado durante la anterior administración estatal para abatir niveles de desnutrición sobre todo en zonas rurales, por lo que el gobierno de Francisco Olvera decidió redireccionarlo a otros sectores vulnerables como jefas de familia y personas con discapacidad.

Comentarios