Pachuca.- La lideresa del Sindicato de Salud, Sonia Ocampo asistió al Congreso del estado para manifestar su apoyo a los empleados por contrato de Prospera que perderán su empleo, ya que además esto generará cargas aún mayores de trabajo para los servidores que están en los hospitales.

En entrevista indicó que los 220 trabajadores dados de baja, no son parte de los agremiados, no obstante fungen con un papel importante del sector salud ya que trabajan como enfermeras, nutriólogos, psicólogos y personal administrativo.

Explicó que este recurso que disminuye también impactará en la forma en la que dan atención, el año pasado los equipos de trabajo brindaron 54 mil servicios, que serán disminuidos dado el recorte del personal.

Los trabajadores fueron atendidos en su visita y fijaron una reunión con diputados y con personal del Seguro Popular, para revisar el tema de la cobertura de personal.

Comentarios