MAURICIO ÁNGEL / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México.- Igual que su vida, un enorme cartel con el rostro de Luis Donaldo Colosio se esfuma en segundos. En la dirigencia del PRI fue reemplazado por un afiche del nuevo candidato presidencial Ernesto Zedillo, que está por comenzar un discurso.

Quien se volverá el próximo presidente de México se siente incómodo, tiene miedo y no desea estar ahí. Al menos esa es la apreciación del actor Hernán del Riego, cuando le toca recrear esa parte en la serie “Historia de un crimen: Colosio” que ayer estrenó Netflix.

“Está completamente superado. Sin duda el doctor Zedillo es un hombre muy inteligente y sabe que está fuera de lugar, que no lo quiere nadie ni adentro ni afuera. En ese discurso dice: ‘Mis compañeros de partido’… Es más falso que nada”, comentó en entrevista Del Riego en una de las pausas de la filmación.

En las grabaciones, hechas a finales de septiembre, más de 50 extras con atuendos formales suben y bajan, se acomodan y gritan consignas en un edificio del centro histórico.

A diferencia de lo que ocurrió hace 25 años, los presentes saben lo que deben hacer durante más de seis horas de rodaje: lucir confundidos, pero fieles al partido.

“Es un momento crucial en la historia del país y lo que estamos tratando de hacer es retratarlo con la mayor claridad posible a pesar de que todos tenemos una confusión con ese momento, pero eso también queda retratado”, expresó Ari Brickman, caracterizado como Carlos Salinas de Gortari.

El Colosio de la serie (Jorge Jiménez) también está en el edificio, pese a que el histrión ya ha pasado por la escena del asesinato.

“Vivir simplemente los discursos, sentir esa energía y adrenalina con gente o sin gente hace escenas muy difíciles. Lo del ataúd también fue muy impactante”, aseguró Jiménez.

La serie está basada en una investigación inconclusa, aunque la idea era centrarse más bien en el lado humano de los personajes.

  • A diferencia de lo que ocurrió hace 25 años, el reparto sabe lo que debe hacer durante más de seis horas de rodaje: lucir confundido pero fiel al partido

Comentarios