Inicio Opinión Editorial Reemplacamiento 2018, muy lejos de la simplificación y la eficiencia

Reemplacamiento 2018, muy lejos de la simplificación y la eficiencia

355

Uno de los ejes de la actual administración estatal es lograr un gobierno “más eficiente, honesto, moderno y cercano a la gente”. Así lo anunció el propio gobernador Omar Fayad durante su toma de protesta el 5 de septiembre de 2016, cuando expresó cuáles serían los principios rectores de su administración. Para ello, el propio mandatario impulsó una serie de reformas que derivó en la llamada Ley de Mejora Regulatoria, vigente desde el pasado 17 de abril de 2017. Después, como una forma de concretar esa política, fue instalado el consejo estatal de mejora regulatoria cuya misión es la de simplificar trámites, servicios y crear normas claras. Esta política tiene además el objetivo de atraer inversiones, puesto que alguien que arriesga su capital huye cuando se topa con trámites engorrosos o que impliquen una maraña burocrática que genera corrupción. Ese es el marco teórico, pero sabemos que lo difícil es traducir estos buenos deseos a la realidad. Teniendo en cuenta lo anterior, es lamentable que los esfuerzos no puedan simplificar un trámite tan importante como el reemplacamiento vehicular 2018. Este diario acudió ayer a las instalaciones de la Feria San Francisco Pachuca, donde se instalaron 40 ventanillas para atender al usuario, y lo que encontramos es que este tiene que pasar por un auténtico viacrucis antes de conseguir su placa. Según relatos de los propios usuarios, el trámite les llevó más de tres horas, tiempo que, como todos sabemos, podría significarle al ciudadano perder un día de trabajo que a su vez se traduce en dinero perdido. La mejora regulatoria debe alcanzar y tomar en cuenta al ciudadano. Un gobierno eficiente no solo debe ver por facilitar y simplificar los trámites al inversionista, sino también debe hacerle la vida más sencilla al ciudadano de a pie. Ojalá que el propósito de tener un gobierno eficiente no se quede como un buen deseo, un anhelo que no trascienda más allá de mera demagogia. De filón. De plano el ayuntamiento de Pachuca ya admitió que no tiene dinero para financiar el mercado que serviría para proveer de un lugar a los comerciantes de la Federación de Organizaciones Independientes del Estado de Hidalgo (Foideh) y así evitar que tomen plazas y calles del centro de Pachuca. No obstante, no contaban con las habilidades y contactos del líder de la Foideh, Óscar el Perro Pelcastre, quien dijo que buscará pedir de 5 a 10 mil pesos a sus agremiados y un crédito al gobierno estatal para la construcción de un mercado que reubique a los comerciantes ambulantes. Ahora resulta que Pelcastre es más hábil para conseguir recursos que el propio gobierno municipal.

Comentarios