Refinería de Tula, con irregularidades por 156.4 mdp

La paraestatal no cumplió con la programación y presupuestación de los recursos, además que no cuenta con documentación para sustentarlos

Pachuca.- Por no cumplir con la programación y presupuestación de los recursos, así como no contar con documentación para sustentarlos, entre otras observaciones, Petróleos Mexicanos (Pemex) deberá aclarar 156.4 millones de pesos en la ejecución de la obra para la rehabilitación y puesta en operación de la planta H-OIL de la refinería Miguel Hidalgo, ubicada en Tula, en Hidalgo.

De acuerdo con la segunda entrega del informe del resultado de fiscalización superior de la Cuenta Pública 2018, en la auditoría de cumplimiento con número 480-DE, la ASF arrojó que Pemex transformación industrial tiene pendientes por aclarar 156 millones 624 mil 846.48 pesos.

Como parte de la observación, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó ocho resultados, de los cuales, todos generaron dos recomendaciones, cinco promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria y dos pliegos de observaciones.

La auditoría revisó el proyecto integral para el mantenimiento de la capacidad de producción de la refinería de Tula 2013-2017, cuyo dictamen concluyó que “Pemex transformación industrial no cumplió con las disposiciones legales y normativas aplicables en la materia”.

Entre las irregularidades detectadas destacan que no cumplió con la programación y presupuestación de los recursos indicados en el análisis costo-eficiencia y de la ficha técnica para la rehabilitación y puesta en operación de la planta H-Oil de la refinería Miguel Hidalgo.

Además, que no cuenta con la documentación que sustente las cantidades de obra de mil 655 conceptos que integraron el catálogo original durante la ejecución de los trabajos; y que no cumplieron las metas relativas a “restablecer la capacidad de diseño de las plantas de proceso, así como de sus servicios auxiliares, sistemas, tanques de almacenamiento e integración asociados”.

También, cita el documento, “se formalizó incorrectamente el contrato, ya que mientras que en él se estableció un plazo de 163 días naturales, la empresa ganadora consideró en su propuesta técnica periodos de ejecución de 180 y 224 días naturales”, y no amortizaron el anticipo concedido de 30 por ciento del monto del contrato en cada una de las facturas correspondientes a las dos estimaciones de obra pagadas.

  • La ASF determinó cinco promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria y dos pliegos de observaciones
irregularidades,Refinería de Tula

Comentarios