Reforma educativa no es negociable: EPN

658
reforma

 

El martes la Segob y la
CNTE entablaron una
mesa de diálogo, donde no
salió ningún acuerdo. Se
encontrarán nuevamente
la próxima semana

“El Ejecutivo federal está para hacer valer la reforma educativa y no está en su ámbito derogarla o abrogarla”, afirmó el presidente Enrique Peña Nieto el miércoles.
“Lo que el gobierno ha buscado es privilegiar el diálogo, un acuerdo, que nos permita acercar posiciones y encontrar la fórmula para resolver y distender estos escenarios que hemos visto en los últimos días”, comentó durante una entrevista en el hangar presidencial.
Al referirse a las exigencias de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Peña Nieto indicó que, si bien “el tema de la ley no es negociarla”, dentro del conflicto con el magisterio disidente, “evidentemente hay posiciones a veces muy encontradas, con diferencias muy evidentes, pero creo que también tenemos que aproximar posiciones en ánimo y en aras de lograr una solución pacífica a este tema”.
El martes, la Secretaría de Gobernación (Segob) y la CNTE entablaron una mesa de diálogo, donde no salió ningún acuerdo. Se encontrarán nuevamente la próxima semana.
Durante la reunión, ambas partes intercambiaron documentos en los que plasmaron su posicionamiento acerca de esas negociaciones.
Ambas partes discrepan: las autoridades federales no contemplan echar para atrás la reforma educativa, y los profesores disidentes plantean como prioridad suspenderla de forma definitiva, al insistir que la nueva evaluación docente afecta sus derechos laborales.
En el documento de la Segob, que Osorio Chong calificó como “alternativa de solución”, se limita a ofrecer diálogo para garantizar la participación del magisterio en “la expresión definitiva del modelo educativo”, sin referirse a cambios a la reforma ni a cuestiones laborales.
La CNTE destaca como primera petición de su pliego, la “suspensión definitiva de la reforma educativa y todas sus implicaciones”.
Además, exige modificaciones constitucionales y legales, así como “resolver las consecuencias y costos” de ese proceso “relacionado con víctimas, presos políticos, cesados y en proceso, órdenes de aprehensión, suspensión de pagos y retención de cuotas”.

El Ejecutivo federal está para hacer valer la reforma educativa y no está en su ámbito derogarla o abrogarla”

Comentarios