A veces nos dejamos llevar por lo que dicen las masas. Asumimos que si la mayoría coincide en un razonamiento, entonces es lo más cercano a la verdad. En México hay casi un consenso en torno a que la reforma energética no funcionó. Que no solo no cumplió con las expectativas que crearon quienes la impulsaron, sino que al contrario hundió aún más al sector, principalmente a Pemex. Por eso resulta interesante escuchar a James W Wilkie, un estadunidense especialista en historia de México y quien tiene la virtud de haber sido un teórico del gobierno de Lázaro Cárdenas, a quien no solo estudió, sino que también entrevistó. Este diario platicó con el académico a quien le preguntamos si le parecía que la reciente reforma energética modernizaría al sector o si, por el contrario, lo hundiría. Sorpresivamente el estudioso de Cárdenas del Río consideró que la reforma, impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, fue un acierto. Juzgó que el Pacto por México, esa iniciativa que coordinó a las tres principales fuerzas políticas del país (PRI-PAN-PRD), fue positivo porque así fue posible reformar el transporte, la energía y las comunicaciones. Además fue en un buen momento. Sobre la reforma energética, dijo que México no hubiera podido modernizar a Pemex solo. Era (es) necesario que los inversionistas arriesguen su capital. “En realidad, para seguir a futuro, hay que utilizar a las grandes compañías que tienen el dinero y que pueden mejorar la explotación de los recursos”, reflexionó. El precio del petróleo está a menos de la mitad de la cotización que alcanzó, en algún momento, durante la administración de Felipe Calderón, cuando llegó hasta 100 dólares por barril. ¿Hizo bien el país en reformar a su sector energético para abrirlo a manos extranjeras? En el futuro a corto plazo, en caso que siga bajando el precio internacional del petróleo, México tiene ya opciones. Venezuela por ejemplo, no, indicó Wilkie. México, lo dice un especialista en la administración del presidente Cárdenas, hizo bien en abrir su sector. De lo contrario, la crisis sería mayor. De filón. El diputado Canek Vázquez salió al paso respecto a la intención de algunos ayuntamientos, entre ellos el de Pachuca, de aumentar los impuestos para tener ingresos suficientes para todas las obras necesarias. Primero, dijo Canek, hay que hacer ajustes en el gasto corriente, en el presupuesto destinado a superficialidades. Bien, entonces, ¿el juez empieza por su propia casa? ¿Cuándo se suma la Cámara de Diputados estatal a esa propuesta?

No votes yet.
Please wait...

Comentarios